Los Estudiantes saca una nueva convocatoria para que alumnos sevillanos en precario opten a un centenar de ayudas

Según las condiciones del programa, una vez presentada la solicitud comenzará el estudio de la documentación aportada por los solicitantes y las adjudicaciones
|


Fotonoticia 20180123122547 640


La Hermandad de los Estudiantes de Sevilla, en unión del Servicio de Asistencia Religiosa a la Universidad (Sarus)-Cáritas Universitaria, la Fundación Persán, la Fundación Ayesa, Fundación Endesa, la Fundación Caja de Ingenieros, la Obra Social de La Caixa y Automóviles Berrocar han convocado más de un centenar de ayudas para estudiantes universitarios que sufren dificultades socioeconómicas durante el curso 2017-2018 --en este caso para el segundo semestre--, por un montante total de de 51.500 euros. Según las condiciones del programa, una vez presentada la solicitud comenzará el estudio de la documentación aportada por los solicitantes y las adjudicaciones: los beneficiarios de las mismas serán informados de su otorgamiento y de los procedimientos de abono de las mismas.


Concretamente, las ayudas se dividen en cinco ayudas-préstamo para alumnos universitarios de primer curso de Grado, 45 ayudas para alumnos que hayan superado el 60 por ciento de los créditos totales de la titulación y no pueden acceder a ningún tipo de ayuda pública y 15 ayudas para desplazamiento destinadas a estudiantes de Grado que hayan superado el 60 por ciento de los créditos matriculados en el curso anterior y residan fuera de Sevilla capital.

También se convocan diez ayudas para material y desplazamiento destinadas a estudiantes con discapacidad que hayan superado el 50 por ciento de los créditos matriculados en el curso anterior y no puedan acceder a ayudas públicas, diez ayudas de auxilio para estudiantes a los que se les haya denegado las ayudas públicas y estén apercibidos de anulación de matrícula y 20 ayudas de manutención.

La hermandad entiende que este "esfuerzo" humano y económico debe ser realizado de manera "imprescindible" en esta época "de grandes dificultades para el mundo universitario". "Nos congratulamos de que tantos estudiantes puedan seguir adelante con sus estudios gracias a la generosidad y dedicación de nuestros hermanos, así como de las entidades colaboradoras", culminan. Cualquiera de las ayudas recibidas se considera ayuda-préstamo en caso de que el solicitante recibiese cualquier ayuda pública superior a 500 euros: por ello, el beneficiario se vería obligado a devolver la ayuda concedida por el Programa Estudiantes.