El Ayuntamiento destaca que las ayudas sociales propias se duplican alcanzando los 4,3 millones de euros en 2017

​ A estas cifras hay que añadir más de 800.000 euros para el pago de los recibos del agua a través del programa de Emasesa
|


AyuntamientodeSevilla004FachadaPlazaNueva 3


El delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, ha destacado que durante el ejercicio 2017 las ayudas sociales directas concedidas a través de los Servicios Sociales alcanzaron los 4,3 millones de euros, de los que casi dos millones de euros se ejecutaron como ayudas al alquiler y casi un millón de euros para el pago de suministros básicos. A estas cifras hay que añadir más de 800.000 euros en ayudas directas para el pago de los recibos del agua a través del programa de Emasesa.



En este contexto, los Servicios Sociales han priorizado a la hora de la concesión de las ayudas el Programa de Prestaciones Complementarias del Ayuntamiento que se ha incrementado sensiblemente así como las ayudas a través de Emasesa que tienen algunas causas de incompatibilidad con el programa de Ayudas Económicas Familiares de la Junta de Andalucía. Por este motivo, no se ha alcanzado el máximo de ejecución en la aportación del programa social de la administración autonómica.



“Nadie se ha quedado sin una ayuda social con los informes de los Servicios Sociales. Simplemente que se ha optado en todo momento por la que se ha considerado que es la mejor solución para facilitar los recursos a quienes los necesitan y en la mayor parte de los casos se ha hecho a través del programa de las PPC evitando las incompatibilidades existentes con los beneficiarios de las Ayudas Económicas Familiares”, explicó el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores. El delegado incidió en cualquier caso en que el Ayuntamiento ha reforzado y seguirá reforzando los programas sociales y las ayudas directas que son la gran prioridad del gobierno municipal y que se han multiplicado en los últimos ejercicios especialmente en conceptos como ayudas a la vivienda o pobreza energética.