Ayuntamiento, Junta y Diputación impulsan la exhumación de la fosa de Pico Reja del Distrito Norte

​El alcalde Juan Espadas destaca la envergadura de los trabajos que se tienen que llevar a cabo a partir de ahora una vez culminado el proceso de localización, señalización e investigación
|


Foto alcalde Pico Reja


El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, y el presidente de la Diputación Provincial, Fernando Rodríguez Villalobos, han presentado hoy los términos del acuerdo alcanzado entre las tres administraciones para impulsar el proceso de exhumación de la fosa de Pico Reja, ubicada en el Cementerio de San Fernando, una vez que se han culminado los trabajos de localización, señalización e investigación llevados a cabo por el Ayuntamiento de Sevilla durante 2017.



Durante los últimos meses se ha llevado a cabo un proceso de intervención arqueológica, antropológica y de documentación de forma “minuciosa y con el máximo rigor” en la fosa de Pico Reja que está datada en torno a 1936. Estos trabajos han estado coordinados por la empresa TCA Geomática tras un contrato adjudicado por la Delegación de Educación, Participación Ciudadana y Edificios Municipales. En dicha intervención se han encontrado indicios evidentes de que, tal y como se preveía por la documentación recabada y por la labor realizada por expertos como José Díaz Arraza, esta parcela del cementerio albergaba una fosa con restos humanos con evidentes signos de violencia.



Los trabajos, de hecho, han podido constatar que las dimensiones de la fosa alcanzan los 700 metros cuadrados, más de lo previsto inicialmente y que, por tanto, podría albergar restos de más de 1.100 personas, tal y como consta en distintos estudios realizados. Es más, de los trabajos ejecutados se desprende que además de los restos de personas represaliadas en 1936 que estaban documentados se han localizado en capas superiores y próximas a la superficie, enterramientos de fechas posteriores, tal y como se ha podido comprobar por los objetos que se han localizado en la fosa.



“Hemos realizado todo este trabajo de la mano de las asociaciones memorialistas, de los expertos, de los sindicatos y de las otras administraciones. Pero sobre todo hemos trabajado pensando en los familiares que han podido visitar los trabajos y que han estado en permanente contacto. Hemos actuado desde la prudencia y el rigor y sólo hemos hecho públicos los resultados, que se presentarán de forma completa a las comisiones de participación y de expertos el próximo lunes, una vez que el recinto estaba protegido y asegurado”, explicó el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, quien destacó la envergadura de los trabajos que se tienen que llevar a cabo a partir de ahora.



Por este motivo, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, anunció que el proceso de exhumación de los restos de la fosa de Pico Reja se ejecutará en colaboración entre la administración autonómica, la Diputación y el Ayuntamiento de Sevilla a través de un convenio que se enmarca dentro de la recientemente aprobada Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía y del acuerdo marco suscrito el pasado mes de diciembre entre la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial. Las tres administraciones colaborarán económicamente en este proyecto que se ejecutará en varias anualidades y que incluirá la identificación de las personas (entre las que está documentada la presencia de líderes políticos, sindicales y sociales de Andalucía) así como su exhumación.


En este marco, el alcalde de la ciudad de Sevilla anunció que el proyecto de presupuestos que se encuentra ahora en tramitación recoge una partida de 210.000 euros destinada a Memoria Histórica que será suplementada con otros 110.000 euros presentados vía enmienda del Grupo Municipal Socialista con el objetivo de dar cobertura tanto a los trabajos de exhumación de la fosa de Pico Reja como a la señalización y localización del resto de fosas documentadas en el cementerio de Sevilla, así como a otros proyectos relacionados con la Memoria Histórica.