CCOO advierte de la catalogación patrimonial y memorialista del edificio de La Gavidia

​La Unión Provincial de la asociación ha advertido al Alcalde de la ciudad, Juan Espadas, de que si pretende hacer primar intereses particulares con la zona, se encontrará la oposición del sindicato
|


La gavidia


CCOO ha advertido al Gobierno Municipal de que se opondrá a cualquier pelotazo en La Gavidia y ha recordado que el edificio cuenta con una declaración como Lugar de Memoria Democrática concedida por la Junta de Andalucía en julio de 2017. En este sentido, el secretario de Relaciones Institucionales de CCOO de Sevilla, Carlos Carreño, ha pedido a Espadas “que prime el interés general por encima de intereses particulares” ya que “el edificio de la antigua comisaría, catalogado por su valor patrimonial y como lugar de memoria democrática, costó 10 millones de euros en 2006, cantidad que se ha sufragado con cargo al bolsillo de la ciudadanía sevillana, lo que debe traducirse en un uso acorde necesidades de interés general y no subastándolo al mejor postor para beneficio privado”.


Ante el anuncio del Alcalde de resolver apresuradamente el uso del edificio en base a las ofertas privadas recibidas, el Sindicato entiende que se está cometiendo una irresponsabilidad de enorme coste social y económico para la ciudad. “No solo es un patrimonio valioso que debe aprovecharse para dar servicios de interés público, sino que su ubicación ofrece la oportunidad de desarrollar un corredor peatonal, accesible y disfrutable en el entorno del casco histórico”, señala Carreño.


CCOO defiende la necesidad de diseñar un proyecto compatible con lo que la ciudad y quienes viven ella necesitan, sin confundir el interés general con el de los inversores y promotores privados. Según Carlos Carreño, “esta ciudad cuenta con una inteligencia colectiva reseñable en materia de planificación urbana, lo que invita a ser más reflexivos a la hora de hipotecar por décadas el uso de un enclave crucial en el casco histórico”.


CCOO recuerda que la catalogación del espacio como Lugar de Memoria Democrática supone el reto de, a la par que se define el uso general del edificio, dotar al mismo de una función de interpretación histórica de lo que fue la represión franquista y el papel de las personas y organizaciones que lucharon por la libertad y la democracia en nuestro país. “En ese edificio se detuvo, interrogó y torturó a muchas personas que representan el capítulo más digno de nuestra historia reciente y no vamos a consentir que se dilapide su memoria y lo que supone para las generaciones posteriores”, advierte el secretario de Relaciones Institucionales de CCOO de Sevilla. Además de CCOO de Sevilla son ya muy numerosas las organizaciones sociales que coinciden en la importancia de poner en valor un edificio clave en el casco histórico hispalense.