Emvisesa aprueba los primeros cuatro contratos de alquiler de viviendas vacías privadas para uso social

​Los pisos, ubicados en distintos barrios de la ciudad, han sido ya revisados y se ha comprobado que se cumplen todos los requisitos establecidos en la convocatoria
|


Emvisesaviviendadesahucio644x362


El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de la vivienda Emvisesa, ha aprobado los cuatro primeros contratos de alquiler de viviendas vacías privadas para su uso social enmarcados dentro de la convocatoria pública puesta en marcha por el gobierno de la ciudad. Las viviendas, que se encuentran repartidas en distintos barrios de la ciudad, cumplen todos los requisitos establecidos en la convocatoria que permiten su alquiler inmediato en función de los criterios que establezca la empresa municipal de vivienda.



Los cuatro alquileres, que han sido aprobados por la comisión ejecutiva de Emvisesa, tienen una renta máxima mensual de 450 euros que aporta Emvisesa al titular del inmueble, aunque depende de la tasación que se ha realizado del piso. De hecho, una de los pisos se alquilará por un importe de 380 euros. En ninguno de los casos las actuaciones para la adecuación de las viviendas supera los 600 euros, aunque en algunos casos los importes son inferiores o incluso es innecesario realizar ninguna intervención. “Con este programa, seguimos avanzando en incorporar nuevas viviendas al parque social municipal fijándonos como objetivo los pisos que se encuentran desocupados y que podemos poner en uso de forma inmediata”, explicó el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores.


El programa de alquiler de viviendas vacías privadas tiene como objetivo crear una bolsa de viviendas que reúnan una serie de requisitos y que se incorporen al mercado de vivienda para personas en listas de espera de Bienestar Social o de Emvisesa mediante su gestión por parte de la empresa municipal. Las viviendas deberán tener al menos dos dormitorios y una superficie mínima y serán tasadas por los técnicos de Emvisesa para determinar el importe a abonar por el alquiler que será en todo caso siempre inferior a 450 euros mensuales. El acuerdo será por un periodo máximo de tres años y los contratos que se firmen con los inquilinos tendrán una duración de un año prorrogables sólo un máximo de dos ocasiones. Los importes de alquiler que abonarán los inquilinos se determinarán en función de cada caso por los técnicos de Emvisesa y del área de Bienestar Social. Además de esta convocatoria, el pasado mes de diciembre, el Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emvisesa, puso en marcha la primera convocatoria municipal para la compra de las viviendas desocupadas tras una adecuada tasación de forma que se incorporen de forma permanente al parque público de viviendas.