En libertad con cargos los 23 detenidos por la pelea de ultras de Sevilla FC y Real Betis antes del derbi

​Los implicados se han acogido a su derecho a no declarar ante el juez y la causa seguirá investigándose en el mismo juzgado de Instrucción número dos
|


Fotonoticia 20180108124238 770 59 59 0 0


El Juzgado de Instrucción número dos de Sevilla ha dejado en libertad con cargo a los 23 detenidos en el marco de una pelea registrada en la madrugada de este pasado sábado entre aficionados radicales del Real Betis y del Sevilla Fútbol Club. Según han informado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el Juzgado de Instrucción número dos de Sevilla, en funciones de guardia este domingo, ha dejado en libertad con cargos, con la obligación de comparecer en el Juzgado los días 3 y 17 de cada mes, a los 23 detenidos. Éstos, según las citadas fuentes, están siendo investigados por presuntos delitos de lesiones y daños. Los 23 detenidos se han acogido a su derecho a no declarar ante el juez. La causa seguirá investigándose en el mismo juzgado de Instrucción número dos de Sevilla.



Cabe recordar, como informó la Policía Nacional, que en un primer momento se llevaron a cabo 24 detenciones, si bien uno de los arrestados ya quedó en libertad el mismo sábado. Concretamente, los ultras del Real Betis y del Sevilla Fútbol Club --equipos que este sábado por la noche se enfrentaron en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán en el marco de la Liga de Primera División-- protagonizaron una pelea en las inmediaciones del puente de la Barqueta de la capital andaluza, y se habían citado previamente por Whatsapp supuestamente para agredirse.


Según informó el Ayuntamiento hispalense en una nota, los sucesos comenzaron sobre la 1,00 hora de la madrugada, y a los detenidos se les han incautado diversos objetos contundentes, como palos, cuchillos, punzones y hachas. El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, en declaraciones a los medios explicó que los ultras "han utilizado las redes sociales" para quedar, de forma que "ha sido un enfrentamiento bajo una cita previa" realizada a través de Whatsapp "para una pelea".

Desde el Ayuntamiento explicaron que, sobre la 1,00 hora de la madrugada del sábado, una dotación de la Policía Local vio a un numeroso grupo de encapuchados vestidos de negro en La Cartuja, por lo que dio aviso a la Policía Nacional y solicitó más refuerzos del cuerpo municipal de seguridad. Minutos después, los dos grupos comenzaron a pelear, resultando uno de ellos lesionado con traumatismo en la cabeza y herida abierta, siendo interceptado por la Policía Nacional.

Efectivos de la Policía Local y Policía Nacional cerraron la Cartuja y lograron detener a 24 ultras, según indicó el Ayuntamiento, que precisó que los arrestados son varones de entre 20 y 30 años de edad. El delegado del Gobierno precisó que entre los detenidos hay tres personas de Suecia "que parece que habían venido a ver el partido exclusivamente", pero que supuestamente estaban involucrados en la pelea y podrían estar vinculados a alguno de los grupos radicales que se han enfrentado.