El padre detenido de Alcalá de Guadaíra por sustraer a sus dos hijos menores pasa a disposición judicial

El individuo, ex polícia local del municipio, fue condenado a dos años y diez meses de cárcel por maltratar y someter a "continuas" vejaciones a su exesposa en presencia de los pequeños
|


Fotonoticia 20180104103825 640


Manuel Lebrón González, el ex policía local de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) detenido esta semana por la Policía Nacional tras ser denunciado por su exmujer por el secuestro de sus hijos Manuel y Violeta, de nueve y diez años de edad, respectivamente, que ya fueron localizados y entregados a su madre, ha pasado en la mañana de hoy a disposición de los juzgados del municipio sevillano de Dos Hermanas. Fuentes de la investigación han informado a Europa Press de que el detenido el pasado martes en la vivienda de su actual pareja sentimental en Dos Hermanas ha pasado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número cuatro de la localidad nazarena, que se encuentra en funciones de guardia.


Manuel Lebrón, cabe recordarlo, fue condenado a dos años y diez meses de cárcel por maltratar y someter a "continuas" vejaciones a su exesposa en presencia de los menores, y cuenta con antecedentes por malos tratos, lesiones y daños. Ha sido puesto a disposición judicial por presuntos delitos de sustracción de menores, atentado a la autoridad y lesiones. Por otra parte, la Policía Nacional citó este miércoles a la madre de los dos menores para tomarle declaración por esta denuncia y por otras denuncias previas por malos tratos contra su exmarido, lo que retrasó la puesta a disposición judicial de éste, prevista para ayer y que comparece finalmente ante el juez hoy.


Un portavoz policial explicó que la investigación, liderada por la Policía Judicial, se inició a las 18,30 horas de este lunes, cuando la madre de los menores se personó en la Jefatura de Policía para denunciar la sustracción de sus dos hijos, y ha "culminado" sobre las 12,30 horas de este martes en la vivienda de la actual pareja del detenido con la localización de los menores.


EL DETENIDO SE "PARAPETÓ" TRAS SUS HIJOS


En este sentido, precisó que los agentes desplazados hasta dicha vivienda entraron en la misma "con la autorización de la mujer" y localizaron allí al detenido, que "en un primer momento" se "parapetó" detrás de sus hijos, de forma que los policías, "en primer lugar, pusieron a salvo a los menores", lo que se consiguió sin que sufrieran "ningún daño". Seguidamente, y una vez que los niños ya estaban "a salvo", según expuso este portavoz policial, el detenido esgrimió un cuchillo de "grandes" dimensiones con el que agredió y hirió a tres policías, que ya han recibido el alta tras ser atendidos en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla por distintas heridas y cortes, mientras que los niños "están perfectamente y no han sufrido ningún tipo de lesión". El detenido "estaba bastante agresivo" en el momento de su arresto, explicó a los medios de comunicación este portavoz de la Policía Nacional.


La Policía Nacional de Sevilla inició una investigación para localizar a los dos menores después de que su madre denunciara su desaparición tras habérselos entregado a su expareja el pasado 23 de diciembre, en virtud del régimen de visitas acordado por ambos, y después de que éste no los entregara una vez expirado el plazo de la visita, el pasado día 30, en el punto de encuentro acordado en Granada, residencia habitual de los pequeños. Asimismo, la madre de los menores relató a la Policía que el padre "ha tenido varios problemas con la justicia" y que actualmente "tiene una prohibición de vivir e incluso acercarse" a Alcalá de Guadaíra, lugar donde tiene habitualmente su residencia.