La Policía Local detecta catorce infracciones cometidas por tres taxis en los últimos días

​Uno de estos vehículos, que acumuló durante 2017 un total de diez denuncias, fue detectado trabajando mientras estaba de baja y sin seguro
|


Taxisevilla


Agentes del Servicio Especial de Transporte e Intrusismo (SETI) de la Policía Local de Sevilla, adscritos a la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, han detectado nuevos casos de infracciones en el sector del taxi, concretamente hasta 14 irregularidades en tres vehículos en los últimos días. El primero de los casos tuvo lugar en la Alameda de Hércules, cuando los agentes realizaron una inspección rutinaria a un vehículo auto-taxi que se encontraba prestando servicio. Durante la citada inspección, el conductor manifestó estar dado de baja médica pero que debido a diversos problemas económicos debía seguir trabajando a pesar de no tener el alta médica , por tanto, no estar apto para realizar el trabajo.



Los agentes realizaron una comprobación completa de la documentación del vehículo, detectando que el mismo carecía de seguro y tenía la ITV caducada, así como otras anomalías como que carecía de tarjeta de transporte o no haberlo presentado a la revisión ordinaria anual en el plazo. Por todo ello, los agentes procedieron a denunciarlo y a inmovilizar el vehículo. Se da la circunstancia, además, de que este vehículo ya tenía un largo historial de infracciones. Solo durante 2017 se le habían interpuesto otras diez denuncias administrativas por las mismas infracciones mencionadas anteriormente.



Un segundo caso se produjo al realizar los agentes del SETI una inspección rutinaria en la Estación de Santa Justa a otro vehículo auto-taxi al que detectaron un total de seis infracciones, tales como tener caducada la ITV, no haber presentado la revisión anual del taxímetro ni la revista anual ordinaria, carecer de tarjeta de transporte, colocar publicidad sin licencia o no llevar el permiso municipal de conductor de auto-taxi.



El tercer caso se produjo en el Aeropuerto de San Pablo, cuando los agentes del SETI de la Policía Local de Sevilla observaron a un taxi que, tras cargar a dos pasajeros, se dirigió hacia Triana coincidiendo con el recorrido que los agentes llevaban por la zona de la Súper Norte, donde llegó a alcanzar velocidades de 115 kilómetros por hora en tramos urbanos en los que la velocidad está limitada a 40, 50 o 60 kilómetros por hora. Una vez finalizado el servicio, los agentes realizaron una inspección del vehículo, detectando que carecía de tarjeta de transporte público, copia de contrato de trabajo o documentación del conductor asalariado o autónomo. Los agentes le denunciaron por todas estas infracciones además de por conducción temeraria.


El delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha recordado que “todas estas actuaciones se enmarcan dentro de las medidas adoptadas para garantizar un servicio de calidad al ciudadano”. “No se trata solo de preservar el servicio que recibe el usuario del taxi, sino también proteger a los profesionales de este sector ya que las infracciones cometidas por otros vehículos pueden ocasionar en muchos casos problemas de competencia desleal”, ha considerado el delegado.