Detenido por violencia de género un miembro de la Corrala Dignidad "expulsado" por su comportamiento

Es un joven de unos 20 años con cinco arrestos previos por hechos similares y una orden de alejamiento de sus padres y su hermana
|


Concepto corrala Sevilla alternativo personas EDIIMA20171221 0828 19 450x253


Agentes de la Policía Local de Sevilla han detenido a un joven de unos 20 años como supuesto autor de un delito de violencia de género sobre una joven de 18 años con la que mantenía una relación, siendo la situación descubierta al ser este varón expulsado del edificio ocupado de la calle Fray Isidoro de Sevilla precisamente a cuenta de su comportamiento, y protagonizar un "forcejeo" con las personas con las que había estado conviviendo en dicho inmueble.


Según informa el Ayuntamiento hispalense en un comunicado, los hechos acontecieron la noche de ayer, cuando una patrulla circulaba por la calle San Juan de Ribera y al llegar a la altura del Hotel Macarena, los agentes observaron un "forcejeo" entre un grupo de jóvenes. Estos jóvenes, según el Consistorio, habrían manifestado a los agentes que desde hace una semana convivían juntos en el edificio ocupado de la calle Fray Isidoro de Sevilla, a escasos metros del lugar de los hechos, en el marco de la ocupación bautizada como 'Corrala Dignidad'.


La situación, por cierto, acontecía muy poco después de que este mismo miércoles, un grupo de miembros de este colectivo de ocupas protagonizase una agria protesta en el pleno del Ayuntamiento, siendo desalojadas estas personas a través de una actuación de la Policía Local que recibió críticas por parte de los concejales de Participa e IU, toda vez que el Gobierno local socialista manifestaba sus sospechas durante el pleno en cuanto a que el altercado fuese premeditado y el PP ha achacado ya a Participa lo sucedido.


En cualquier caso, los jóvenes interceptados por la Policía Local en la calle San Juan de Ribera habrían contado a los agentes que la persona con la que forcejeaban, que habitaba con ellos el edificio ocupado, había estado "agrediendo a su pareja" durante la estancia de todos ellos en el edificio de la calle Fray Isidoro de Sevilla. Los jóvenes aseguraban también, según el Ayuntamiento, que como consecuencia de una de las agresiones, la chica víctima de las mismas había estado el martes "recibiendo asistencia sanitaria en un centro hospitalario debido a un fuerte cuadro de ansiedad", toda vez que el presunto autor de las agresiones habría sido "expulsado" del colectivo de ocupas.


LA VÍCTIMA ESTÁ EMBARAZADA


Los agentes, siempre según el Ayuntamiento, realizaron las gestiones necesarias para corroborar los hechos denunciados, que fueron ratificados por la víctima, de poco más de 18 años de edad y que detalló que llevaba dos años de relación con el presunto autor de las agresiones y se encontraba en el quinto mes de gestación. En un principio, según el relato municipal, la joven declinó denunciar los hechos negando la agresión. Sin embargo, dados los numerosos testigos de los hechos, la Policía Local procedió a la detención y traslado del presunto autor de los malos tratos hasta dependencias policiales, donde quedó a disposición judicial y declinó ser asistido de una herida en el labio "que le habían producido sus compañeros de la Corrala al expulsarlo de la misma". El detenido, por cierto, cuenta con cinco arrestos previos por hechos similares y una orden de alejamiento de sus padres y su hermana.


Además, en el momento del arresto, "el detenido la emprendió a golpes con un vehículo estacionado" en la puerta del edificio ocupado "cuando fue expulsado" del mismo y le produjo una serie de daños, por lo que la Policía Local informó a su propietario de lo sucedido y de los pasos a seguir para formalizar la denuncia. Por su parte, la víctima fue informada de que agentes del Grupo Diana de la Policía Local, especialista en este tipo de delitos, se pondría en contacto con ella, para facilitarle y formalizar la denuncia respectiva.