El Ayuntamiento concede en 2017 cuatro millones de euros en ayudas sociales a familias para garantizar gas y luz

​El refuerzo presupuestario y la estructura puesta en funcionamiento en este mandato han permitido que estas ayudas se multipliquen y se superen las 17.000
|


Ayuntamientosevillafachada644x362 1


El delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y el gerente de Emvisesa, Felipe Castro, han informado hoy de los datos registrados en este año 2017 en relación con las principales líneas de ayudas directas a hogares puestas en marcha durante este mandato como son las prestaciones para garantizar suministros de luz, gas y agua así como las ayudas al alquiler. El incremento presupuestario y la estructura puesta en marcha en este mandato han permitido que se alcancen los cuatro millones de euros y que se superen las 17.000 ayudas gestionadas.



En materia de pobreza energética, el Ayuntamiento de Sevilla suscribió durante este mandato convenios con Endesa, Gas natural, Unión Fenosa e Iberdrola para garantizar que no hubiera cortes de suministros por motivos económicos a familias con informes de los Servicios Sociales y una línea directa de ayudas a los hogares. En este sentido, este año se han concedido ayudas por un importe de 990.000 euros que han permitido el abono de 3.584 recibos. Esta cifra supone un incremento superior al 300 por ciento respecto a las ayudas que se tramitaban en el año 2015 en el inicio del presente mandato.



GARANTIAS DE ABASTECIMIENTO DE EMASESA


En cuanto a las garantías de abastecimiento de agua, tal y como aprobó el Pleno, el consejo de administración de Emasesa aprobó que no habría cortes de suministro por motivos económicos. En coordinación con los servicios sociales y los distritos se generó una red de apoyo a las familias que ha permitido este año que se abonen 12.000 recibos en la ciudad por un importe de 840.000 euros. Respecto al año 2015, inicio del mandato, esto supone un incremento superior al 2.000 por ciento puesto que en aquel ejercicio sólo se abonaron 481 recibos por un importe de 37.000 euros.



Las ayudas en materia de vivienda, que se conceden a través del Programa de Prestaciones Públicas Complementarias también se han reforzado sensiblemente durante este ejercicio cuando se han alcanzado los 2 millones de euros en 1.430 ayudas concedidas para el pago de cuotas de vivienda en cumplimiento de los acuerdos plenarios y los compromisos del gobierno. Esto supone prácticamente el doble de las que se gestionaron en el año 2015. “Hemos conseguido configurar una estructura de apoyo a los hogares siguiendo las líneas estratégicas que se definieron en el inicio del mandato como fueron la lucha contra la pobreza energética, el agua como derecho básico y las medidas para apoyar el ejercicio del derecho a una vivienda digna”, explicó el delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores.



Dentro de esta estructura ocupa un papel importante la Oficina Municipal por el Derecho a una Vivienda Digna dependiente de Emvisesa y constituida en mayo de 2016 en cumplimiento de los acuerdos plenarios de noviembre de 2015. En este año y medio de funcionamiento la oficina ha tramitado 733 expedientes de los que se han resuelto un total de 509. La mayor parte de estos expedientes se concentraron en los primeros meses de funcionamiento lo que constata que existía una situación de emergencia que requería de la creación de esta estructura al servicio de la población.



El trabajo de la oficina ha permitido que en materia de mediación se hayan cerrado 190 expedientes y que 132 familias hayan podido acceder a una vivienda a través de la vía de excepcionalidad al ser víctimas de desahucio o encontrarse en situación de vulnerabilidad extrema acreditada por los Servicios Sociales. El balance de la OMDV, que se publica semestralmente de forma detallada, constata además que todos los desahucios y lanzamientos que han sido abordados desde una perspectiva integral por parte de la Oficina Municipal han acabado al menos con una alternativa habitacional transitoria o en algunos casos con el acceso a una vivienda de acuerdo con los Servicios Sociales.