Unas 4.500 mujeres de Los Palacios y Villafranca serán atendidas en la Unidad Móvil de detección del cáncer de mama

​La delegada municipal de Sanidad, Carmen María Molina, hacía un llamamiento sobre la necesidad de acudir a la cita y explicó que “paradójicamente, algunas no asisten a la misma por miedo”
|


Unidad movil de detecciu00f3n precoz del cu00e1ncer de mama ubicada en Los Palacios y Villafranca


Hasta el 1 de marzo, en torno a 4.500 mujeres palaciegas, con edades comprendidas entre los 50 y los 69 años, serán examinadas en la unidad móvil del Programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama ubicada en el Parque de las Marismas. La forma más eficaz de detectar precozmente el cáncer de mama es realizar mamografías periódicas a mujeres de una determinada edad, en las que aún no se han presentado síntomas. Andalucía cuenta, desde 1995, con el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama con varias Unidades móviles que se desplazan por las distintas localidades andaluzas para realizar dichas pruebas. Una de estas unidades estará en el Parque de las Marismas de Los Palacios y Villafranca hasta el próximo 1 de marzo, realizando mamografías a las mujeres de la localidad de entre 50 y 69 años.



La delegada municipal de Sanidad, Carmen María Molina, hacía un llamamiento sobre la necesidad de acudir a la cita. Según la titular de Sanidad, “paradójicamente, algunas mujeres no asisten a la misma por miedo”, e indicaba que “este programa preventivo del Servicio Andaluz de Salud es fundamental, ya que cuanto antes se detecte cualquier tipo de anomalía más posibilidades existe de una resolución favorable; en el caso de los tumores, diagnosticarlos en estadios tempranos da mayores garantías de superación de la enfermedad y, además, los tratamientos son mucho más llevaderos”.


Las mujeres son citadas mediante carta que reciben en su domicilio para acudir a la Unidad de exploración mamográfica en donde se hacen dos placas por mama que son estudiadas por dos radiólogos distintos (doble lectura), el resultado lo recibe la interesada por correo y en el caso de que deba ser derivada al hospital para completar el estudio o para realizar algún tipo de tratamiento también recibirá dicha cita por correo.


La mamografía, recordemos, consiste en una exploración diagnóstica de imagen por rayos X de la glándula mamaria, mediante aparatos especialmente adaptados para conseguir la mayor resolución posible en la visualización de las estructuras internas del pecho. Es una prueba algo incómoda pero no dolorosa, según explica, la técnico en radiodiagnóstico, Isabel Torres. Molina destacaba también “la importancia de la autoexploración en mujeres más jóvenes y ante cualquier duda debemos acudir a nuestro médico de familia, quien nos indicará las pautas a seguir”. La detección temprana, a través de la realización de mamografías, es esencial ya que ha permitido mejorar en la mayoría de los casos el pronóstico de la enfermedad y aplicar a las mujeres afectadas tratamientos menos agresivos.