Dos guardias civiles libres de servicio detienen a una mujer por robar en una tienda en Carmona

​Junto con su novio, rompieron el cristal para llevarse la recaudación de una tienda de electrodomésticos
|


Guardiacivil


La Guardia Civil ha detenido a una mujer, S.S.M. como presunta autora de un delito de robo con fuerza, usurpación de estado civil y por requisitoria judicial. Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Puesto Principal de Carmona, estando libres de servicio, observaron en las inmediaciones de una calle de la localidad a dos personas haciendo aspavientos con las manos y reclamando su atención. Los agentes se dirigieron hacia estos ciudadanos, quienes les habían reconocido como agentes de la Guardia Civil, para interesarse. Uno de ellos dijo ser el propietario de una tienda de electrodomésticos a la que habían roto los cristales para acceder al interior del mismo y del que se habían llevado el cajón del mostrador donde había cierta cantidad de dinero en ese momento, unos 2200 euros y algunos objetos.


La víctima aporta datos sobre los autores y los agentes recalan que el hombre descrito es un conocido delincuente de la localidad, con más de una treintena de detenciones, al cual le acompañaba su novia. Al parecer, ambos habían estando un mes antes comprando varios artículos de la tienda, motivo por el cual, conocían con detalle donde se guardaba la recaudación y donde se encontraban los artículos que habían sustraído.



En ese momento, los tres agentes de la Guardia Civil se encaminaron al cuartel y en el trayecto observaron a una mujer, de características similares a las aportadas por los entrevistados, en el portal de una vivienda cercana. Preguntada para que se identifique, manifiesta que va indocumentada, portando entre sus pertenencias varias herramientas, siendo estas una llave de cambiar ruedas de vehículos, un cincel, un destornillador y una especie de garfio.



Los agentes sospechan que pudiera tratarse de uno de los autores del robo. Tras ser reconocida sin ningún género de dudas por la persona propietaria del establecimiento, se procede a su detención y posterior traslado al Cuartel de la Guardia Civil de Carmona para la instrucción de diligencias por un delito de Robo con fuerza en las cosas. Una vez en dependencias oficiales, se procede a un cacheo más exhaustivo, dando como resultado que en el interior de la vestimenta oculto entre ella porta un destornillador de grandes dimensiones.


La detenida en el momento de la detención da una identidad falsa, haciéndose pasar por otra persona. Hechas gestiones se comprueba que existe una requisitoria judicial de búsqueda, detención e ingreso en prisión del Juzgado de lo Penal de Alcalá de Henares (Madrid). Por ello, se procede a la detención de esta mujer. Se continúan las gestiones para localizar al otro autor del robo, y son agentes de la Policía Local de Carmona quienes finalmente lo han detenido.