Plácido Domingo recoge la Medalla de Hijo Adoptivo de Sevilla en la clausura del 25º aniversario de la Expo’92

​El Alcázar ha acogido la ceremonia, en la que han participado el tenor, el alcalde, Juan Espadas, el comisario de la conmemoración, Julio Cuesta, y el pianista Juan Pérez Floristán
|


Plu00e1cido Domingo 1


El Alcázar ha acogido la gala de clausura de la conmemoración del 25º aniversario de la Exposición Universal de Sevilla de 1992 (Expo’92), una efeméride que comenzó a celebrarse el pasado 20 de abril y que hoy ha concluido con la entrega a Plácido Domingo de la medalla de Hijo Adoptivo de la ciudad. Desde hace ocho meses, Sevilla ha acogido numerosos encuentros, charlas y exposiciones, entre otras actividades, para celebrar la efeméride.



El acto, en el que han participado además del tenor, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, el comisario de la conmemoración, Julio Cuesta, y que ha arrancado con la actuación del Medalla de Sevilla Juan Pérez Floristán, ha estado marcado por la emoción de Domingo a la hora de recoger el título honorífico que le ha otorgado Sevilla a través de la corporación municipal, una distinción de la que ha dicho sentirse “muy agradecido” y se ha ofrecido a la ciudad para “continuar con el trabajo” que empezó con la Expo’92.



El gran vínculo del tenor por cuestiones familiares con Sevilla se intensificó hace 25 años, cuando ocupó el cargo de asesor lírico de la Exposición Universal de Sevilla, y como tal fue el principal responsable del impulso del Teatro de la Maestranza. Si hoy es uno de los templos de la lírica europea y mundial es gracias, en buena medida, a su irreprochable contribución, que puede encarnarse en un nombre, ‘Carmen’, la ópera de Bizet que protagonizó el montaje inaugural del teatro, y que Domingo dirigió con mano maestra, con la colaboración de Núria Espert y las inolvidables actuaciones de Teresa Berganza y José Carreras. Durante aquellos meses, gracias a la figura de Domingo y a la entrega del director artístico de la Maestranza, Luis Andreu, los más grandes nombres de la lírica mundial pasaron por Sevilla.



“Asumir ese reto fue para mí una enorme responsabilidad y al mismo tiempo un compromiso para que Sevilla, siendo la ciudad mágica que es, tuviera una Exposición Universal como merecía, con la cultura muy presente”, ha señalado el tenor durante su discurso. Domingo ha rememorado algunos de los mejores momentos del arranque de la actividad en el Teatro de la Maestranza, “como cuando desembarcaron el Metropolitan o la Scala de Milán”. “No lo podíamos creer; recibimos muchísimo apoyo de todos los teatros internacionales porque sin duda todos sentían que esta Exposición Universal era especial por la historia de la ciudad”, ha desvelado.



Por su parte, el alcalde de la ciudad ha asegurado que Sevilla “ha hecho posible un sueño, saldar una asignatura pendiente con Plácido Domingo, una persona que con voz propia, nunca mejor dicho, representó de manera magnífica la apuesta del Estado por hacer de 1992 un gran año para España y que para Sevilla supuso una gran oportunidad”. Durante el acto, Espadas ha afirmado que hacer Hijo Adoptivo al tenor “es un reconocimiento a un momento de la historia y a su papel en ese momento tan crucial para Sevilla” y que pone “el broche” a la celebración de esta efeméride. “El programa musical de la Expo de Sevilla, puerta y puerto de América, fue un éxito rotundo”, ha añadido el alcalde, quien ha recordado además la puesta en valor de “la ópera de Sevilla en Sevilla” gracias a la labor de Domingo.


“Hemos trabajado durante todo este año con modestia pero con orgullo para proyectar todo lo que hicimos hace 25 años con más de un centenar de actos para celebrar este 25 aniversario”, ha apuntado el alcalde, quien ha reconocido el papel de las asociaciones que ponen en valor el legado de la Exposición Universal y ha señalado al Parque Científico y tecnológico de La Cartuja, un referente a nivel nacional, como ejemplo del salto a la modernidad que ha experimentado la ciudad en este cuarto de siglo.