La familia de Maloma se reúne con el presidente del Senado y reclama su "repatriación" a España

El padre adoptivo, José Morales, avisó a la cámara nacional de que lleva ya casi "cinco meses" sin poder hablar con su hija​
|


Fotonoticia 20171205184505 640


La familia española de Maloma, la joven natural del Sáhara Occidental y nacionalizada española al ser adoptada por este matrimonio de Mairena del Aljarafe (Sevilla), ha celebrado ayer martes una reunión con el presidente del Senado, Pío García Escudero, en el marco de su campaña en demanda de gestiones para solucionar el "secuestro" de la joven. El padre adoptivo de Maloma, José Morales, ha manifestado a Europa Press que se ha reunido con el presidente del Senado y el vicepresidente segundo de la institución, Joan Lerma, junto con representantes de otras familias españolas en la misma situación. Los representantes de todas estas familias, según Morales, han reclamado a Pío García Escudero y Joan Lerma que el Senado aborde la situación de las mujeres saharauis adoptadas en España pero "secuestradas" después por sus familias biológicas, como una "violación de los Derechos Humanos".


En ese sentido, las familias responsabilizan al Frente Polisario como autoridad en los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf y a Argelia como país anfitrión de estas comunidades. Así, las familias reclaman la "repatriación" de estas mujeres hasta España, para que puedan elegir sobre su futuro en plena libertad. Además, José Morales ha alertado de que él y su esposa llevan ya prácticamente "cinco meses" sin poder conversar telefónicamente con Maloma, después de su "secuestro" hace ya casi dos años a manos de su familia biológica. "No sabemos nada de ella. La incomunicación es total", ha lamentado.

Y es que según José Morales, hay que remontarse al pasado 21 de julio, para recordar la última ocasión en que la familia adoptiva de Maloma pudo hablar por teléfono con la joven. "Llamamos a diario, pero no podemos hablar con ella", ha dicho. Maloma, adoptada por esta familia de Mairena del Aljarafe, viajó en diciembre de 2015 a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, en Argelia, para visitar a su familia biológica. Después de que la joven no pudiese regresar a España al ser supuestamente retenida por su familia biológica, sus padres adoptivos llevan ya casi dos años reclamando que la chica pueda pronunciarse en España, en plena libertad, sobre si desea residir con su familia biológica o con sus padres adoptivos.


"CON BILLETE DE VUELTA"


Y es que si bien la familia española de la joven recuerda que la misma viajó a Tinduf "con billete de vuelta", el pasado mes de febrero circulaba un nuevo vídeo, en el que la propia Maloma negaba que estuviese "secuestrada por el Frente Polisario, por Argelia", por su familia biológica o "por nadie". "Estoy aquí porque yo quiero. Es mi deseo estar una temporada con mi gente", enfatizaba, avisando de que "se está formando una bola increíble" en torno a su situación.

Mientras la joven incluso contrajo matrimonio el pasado mes de marzo en los citados campamentos, con la asistencia del consejero político y cultural de la Embajada de España en Argel, Gerardo Fernández-Gavilanes Díez, la familia española de Maloma insiste en que antes del último vídeo y de la boda, ella misma habría trasladado, mediante una conversación telefónica, "que estaba deseando volver" a España. En cualquier caso, su familia adoptiva reclama que pueda pronunciarse en España, en plena libertad, sobre qué futuro desea para sí misma.