Sevilla incorpora a su flota municipal quince coches eléctricos que sustituirán a algunos de combustibles fósiles

​La delegada Carmen Castreño indica que tanto la Corporación como las empresas locales avanzan en iniciativas para una movilidad más sostenible
|


Coches elu00e9ctricos


El Ayuntamiento ha sustituido quince vehículos de su flota municipal que utilizaban combustibles convencionales por otros tantos eléctricos, que se caracterizan por un menor consumo energético y, en consecuencia, por mayor respeto hacia el medio ambiente. “Se trata de una iniciativa más para así avanzar en el cumplimiento de los objetivos que marca el Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible de Sevilla, aprobado en este mandato y dentro de los compromisos internacionales en la lucha contra el cambio climático asumidos por la ciudad, y que han sido impulsados por el actual equipo de gobierno”, según ha señalado la delegada de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales, Carmen Castreño.



La también primera teniente de alcalde ha presentado los vehículos eléctricos, que pasan a formar parte de la flota municipal a través de un contrato de renting con la empresa adjudicataria del contrato público, Leaseplan Servicios, por un importe de 90.000 euros al año. Este tipo de vehículos, además, de suponer la supresión de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, implicará un ahorro anual en combustible de 15.000 euros. Castreño ha comentado que uno de los objetivos recogidos en el Paces era sustituir de manera progresiva los vehículos de combustibles fósiles de la flota municipal por eléctricos, sin emisiones de dióxido de carbono. Con ello, cualquier desplazamiento de trabajo tanto del personal municipal como de capitulares de la Corporación por la ciudad no acarreará emisiones de CO2, ha explicado.


En tal objetivo también trabajan otras áreas y empresas municipales. Así, en el caso de la empresa metropolitana de aguas Emasesa, la mitad de su flota ya es eléctrica, y tanto Lipasam como el Servicio de Parques y Jardines están reforzando su apuesta por un parque de vehículos y maquinaria más respetuoso con el entorno natural y, como ha apostillado Castreño, “que contribuya a la lucha contra el cambio climático y, lógicamente, a la propia salud de las personas”. “Queremos seguir dando ejemplo desde el Consistorio para propiciar un desarrollo sostenible y luchar contra los gases de efecto invernadero. Y, de hecho, pondremos en marcha nueva red de puntos de recarga de vehículos eléctricos en la vía pública con un renovado sistema, que se licitará el año próximo tras un estudio diagnóstico sobre las necesidades existentes en la ciudad y que estamos ultimando”, según ha concluido la delegada.