Aprobado por unanimidad la segunda convocatoria del FEAR 2017 en el pleno de la Diputación

​Como novedad, y de manera excepcional, en esta convocatoria se podrá conceder el anticipo en una cuantía que exceda el límite de los tres millones de euros
|


Pleno dipu fear


El pleno de la Diputación de Sevilla, reunido este jueves en sesión ordinaria, ha aprobado por unanimidad las bases de la segunda convocatoria de este año del Fondo de Anticipos Reintegrables (FEAR), gracias al cual la institución provincial ofrece adelantos económicos a los ayuntamientos, con cargo a su posterior recaudación tributaria.Tras cerrar la primera convocatoria con el reparto de adelantos por valor de 46,7 millones entre 47 entidades locales de la provincia, esta segunda convocatoria cuenta con 23,26 millones de euros. 


Al igual que en la primera convocatoria, las bases contemplan seis líneas de anticipos reintegrables para el pago de préstamos "de mandato" concertados para el saneamiento del remanente de tesorería o el cumplimiento de sentencias firmes; para sufragar préstamos a largo de plazo concertados para la financiación de inversiones; para la refinanciación de operaciones de crédito a largo plazo concertadas con anterioridad; para la cancelación anticipada de deudas fraccionadas con la Seguridad Estatal o la Agencia Tributaria; para atender necesidades transitorias de tesorería y, por último, para la conversión de deudas a corto plazo en operaciones de crédito a largo plazo.


Y al igual que en la primera convocatoria, estas bases estipulan que los adelantos estarán disponibles no sólo para los ayuntamientos y entidades locales autónomas (ELA), sino además para las mancomunidades y consorcios que tengan convenio suscrito con el Organismo Provincial de Asistencia Económica y Fiscal (Opaef). Como novedad, y de manera excepcional, en esta convocatoria se podrá conceder el anticipo en una cuantía que exceda el límite de los tres millones de euros, como se establece en las bases, para las líneas dos y tres, es decir, para inversiones y para refinanciación de operaciones de crédito.



Después de que la primera convocatoria de estos anticipos sin intereses, a reintegrar con cargo a la propia recaudación tributaria de los municipios, se saldase con adelantos por 46,7 millones distribuidos  a 47 entes locales de la provincia, esta nueva convocatoria se dirige preferentemente a las entidades locales que no pudieron concurrir a la convocatoria anterior y también a aquellas que, habiendo obtenido una concesión, no agotaron el límite máximo de anticipo ordinario neto previsto para 2017.


Las bases de esta segunda convocatoria han sido aprobadas por unanimidad por el pleno de la Diputación, donde la diputada  provincial de Hacienda, Concepción Ufano (PSOE), ha reconocido que estas líneas de anticipos no pueden llegar "al cien por ciento" de los ayuntamientos, dado que algunos "no cumplen" los requisitos económicos y legales a los que están sujetas estas herramientas económicas. 


No obstante, ha defendido que gracias a estas líneas de anticipos la institución provincial ha apoyado a muchos consistorios para que los mismos salgan del "oscuro pozo" de la asfixia económica. "Hemos conseguido ayudar a los ayuntamientos con dificultades económicas", ha enfatizado, señalando que actualmente, muchos ayuntamientos no recurren a estos anticipos porque su situación financiera ha mejorado y ""ya no necesitan" adelantos económicos.