La Policia Nacional detiene a un hombre por amenazar y disparar con un bolígrafo-pistola a un familiar

El arma corta de nueve milímetros con 76 cartuchos como el bolígrafo-pistola fueron hallados en el patio de luces, donde momentos antes el detenido los había lanzado desde la ventana de su dormitorio
|


PoliciaNacional



Agentes de la Policía Nacional en Sevilla han detenido a un hombre como presunto autor de un delito de tenencia ilícita de armas, un delito contra la salud pública y amenazas graves, tras disparar y amenazar con un bolígrafo-pistola a un familiar, según ha informado la Policía en una nota de prensa.

Los hechos ocurrieron el pasado mes de agosto, cuando la víctima iba en su vehículo particular en compañía de unos amigos y fue embestida por otro vehículo en plena vía pública.


Así, y después de que le bloquearan el paso para no poder maniobrar, le apuntaron con un bolígrafo-pistola y le dispararon, tras lo que la víctima, "presa del miedo", huyó del lugar. Nada más tener conocimiento de los hechos, los agentes iniciaron una investigación que les permitió identificar y localizar al autor de los hechos, un familiar de la víctima al que esta describía como una persona peligrosa a pesar de su juventud. 


Las diligencias arrojaron que el piso que utilizaba el detenido se encontraba en la última planta de un edificio y que la puerta de entrada disponía de fuertes medidas de seguridad, de lo que se deducía que este domicilio no había sido elegido al azar, ya que por la disposición de los domicilios del rellano de esa ultima planta se hacía casi imposible el uso de la fuerza para violentar la puerta del piso franco.


También los agentes pudieron comprobar que disponía de un trastero en la azotea donde guardaba droga, armas y numerosos objetos robados, al que siempre accedía en compañía de su perro de raza pitbull, que también hacía las veces de guardián de la vivienda. Una vez solicitada la correspondiente orden de entrada y registro, los agentes se incautaron de 500 pastillas de éxtasis, varias tabletas de hachís y papelillos de cocaína.


Tanto el arma corta de 9 milímetros con 76 cartuchos como el bolígrafo-pistola fueron hallados en el patio de luces, donde momentos antes el detenido los había lanzado desde la ventana de su dormitorio mientras los agentes entraban en su vivienda. La operación culminó con la detención del autor, que cuenta con varios antecedentes y que ya pasó a disposición de la autoridad judicial, todo ello en el marco de una investigación y un operativo policial llevado a cabo por el Grupo de Atracos de la Jefatura Superior de Sevilla