El alcalde de la localidad de La Roda ha renunciado a su acta como diputado provincial por medias con IU

​Todo gira en torno a los acuerdos alcanzados por los diferentes sectores que componen el mapa sevillano de IU, al comienzo del presente mandato municipal
|


Alcalderonda



El alcalde de La Roda de Andalucía (Sevilla), Fidel Romero (PCA), ha renunciado finalmente al acta de diputado provincial que ostentaba desde el comienzo del vigente mandato municipal. Merced a los acuerdos alcanzados entre las diferentes corrientes de IU al comenzar este mandato, Romero debía renunciar al acta en favor del alcalde de Pedrera, Antonio Nogales, toda vez que su negativa a hacerlo había motivado que la federación de izquierdas promoviese su expulsión de las filas de la organización. 


El propio Fidel Romero y el coordinador provincial de IU, Manuel Lay, han informado a Europa Press de que finalmente ha mediado un "acuerdo" en este conflicto desencadenado en el seno de la federación de izquierdas, y el alcalde de La Roda ha renunciado al acta de diputado provincial que ocupa en la Diputación, para que la misma sea asumida por el primer edil de Pedrera. "Hemos llegado a una buena solución y los acuerdos (del comienzo del mandato) han sido recompuestos", ha dicho Fidel Romero, recientemente sometido a la expulsión de las filas de IU por una "infracción muy grave" de los estatutos de la organización, al no renunciar a su acta de diputado provincial en el ecuador del mandato municipal en virtud de los acuerdos adoptados en 2015.


EL CONFLICTO DEL ACTA DE DIPUTADO


Todo gira en torno a los acuerdos alcanzados por los diferentes sectores que componen el mapa sevillano de IU, al comienzo del presente mandato municipal. Y es que a la hora de repartir las cuatro actas de diputado cosechadas por la federación de izquierdas en la Diputación provincial, una de ellas recayó sobre el alcalde de La Roda, con el compromiso de que en el ecuador del mandato renunciase a la misma en favor del alcalde de Pedrera, Antonio Nogales. 


No obstante, Fidel Romero no cumplió tal extremo, alegando para ello que consideraba "rotos todos los acuerdos" adoptados entre las diferentes corrientes de la coalición al comenzar el mandato. Todo ello, por cierto, en el marco del conflicto derivado de la última asamblea provincial ordinaria de IU, destinada a renovar el organigrama de la formación en Sevilla. 


Dicha asamblea provincial se saldó con la victoria de la candidatura de Manuel Lay a revalidar el cargo de coordinador provincial de IU-CA, frente a la candidatura alternativa de Fidel Romero, respaldada por el PCA. En concreto, Lay habría recibido el apoyo de más de un 70 por ciento de los delegados participantes en la asamblea, frente al 30 por ciento de apoyos obtenido por el alcalde de La Roda. 


ASAMBLEA "ILEGÍTIMA"


Fidel Romero, al respecto, denunciaba que dicha asamblea provincial fue celebrada sin que fuese "representativa ni equitativa y sin la posibilidad de aplicar los futuros estatutos resultantes de la asamblea andaluza", considerando que el cónclave carecía de "legitimación".


Así las cosas, el Consejo Provincial de IU emprendió un expediente contra Fidel Romero, por el incumplimiento del citado acuerdo del reparto de las actas de diputado provincial. La propuesta de resolución de dicho expediente, aprobada el pasado mes de octubre por la comisión ejecutiva de IU-CA por 15 votos a favor y seis en contra, zanjaba la "expulsión" de Romero de la federación de izquierdas por una "falta muy grave" de los estatutos de IU en Andalucía.