El Ayuntamiento de San Juan repone el azulejo que homenajea a las aceituneras fusiladas en 1936

​El emblema ha sido restaurado por sus autoras, ya que se ha preferido mantener las huellas del acto vandálico antes que realizar uno de nueva fabricación
|


Azulejoaceitunerasreposicixnx3x p


El azulejo que recuerda la memoria de los quince vecinos fusilados el 24 de octubre de 1936 vuelve a estar colocado sobre el monolito de ladrillo en el Paseo de las Aceituneras de San Juan de Aznalfarache. El azulejo ha sido restaurado por sus autoras, ya que se ha preferido mantener las huellas del acto vandálico antes que realizar uno de nueva fabricación.


El azulejo es obra del Taller de Cerámica Contemporánea Soul&Clay, que componen Inés Casas y Patricia Infante. Las autoras se ofrecieron a realizar la restauración de las piezas dañadas de manera altruista, es decir, no han cobrado nada por ello. En este sentido, han sido varios los artesanos que ofrecieron desinteresadamente su colaboración para garantizar la reposición. En esta ocasión se ha protegido la pieza con una placa de metacrilato.


El monolito, sostiene la composición formada por varios azulejos con los nombres de las víctimas realizados de manera artesanal. Se inauguró en torno el martes 24 de octubre y apareció destrozado la mañana siguiente, con todos los azulejos arrancados. La inauguración formaba parte del acto institucional de homenaje a las nueve aceituneras y los otros seis vecinos de la localidad fusilados el 24 de octubre de 1936. La instalación del monolito coincidió con la inauguración del Paseo de las Nueve Aceituneras.