El Ayuntamiento inicia una intervención en la Casa Palacio del Pumarejo para resolver problemas de conservación

​Se trata de una primera fase con la que se da cumplimiento al compromiso adquirido por el Gobierno municipal con entidades y vecinos y con otros grupos políticos para impulsar la rehabilitación de este edificio
|


Pumarejo644x362


El Ayuntamiento de Sevilla va a acometer una primera intervención urgente en la Casa Palacio del Pumarejo para resolver problemas puntuales de conservación del edificio detectados en el estudio previo que la Gerencia de Urbanismo ha llevado a cabo con carácter previo a su rehabilitación integral. Con esta actuación se da cumplimiento al compromiso adquirido por el Gobierno municipal con entidades y vecinos, así como a los acuerdos presupuestarios y de investidura alcanzados con grupos políticos de IU y Participa Sevilla para impulsar la rehabilitación, pendiente desde hace años, de este edificio del siglo XVIII declarado Bien de Interés Cultural.


La Gerencia de Urbanismo a través de su Comisión Ejecutiva ha dado luz verde hoy al inicio del procedimiento para contratar estas obras con carácter inmediato, que cuentan con un presupuesto de licitación de 85.450 euros y un plazo de ejecución previsto de seis semanas. La actuación incluye una serie de medidas encaminadas a resolver problemas puntuales de carácter diverso, que afectan a distintos aspectos y elementos del inmueble.


La existencia de estos problemas ha sido advertida en un estudio patológico realizado en los primeros meses de este año para conocer el estado de las estructuras, cimentación y subsuelo del edificio. Las conclusiones de dicho estudio patológico han sido consideradas en el proyecto de obras que ahora se pone en marcha. De esta forma, la propuesta de actuación redactada por Urbanismo recoge básicamente las actuaciones para asegurar el correcto estado del edificio hasta que se inicien las obras de rehabilitación integral.


En concreto, entre otras acciones se propone la revisión de los apuntalamientos, acodalamientos y sistemas de seguridad, instalados en su día en el edificio. Asimismo, se inspeccionará y apuntalará la viguería de algunas de las dependencias cerradas, en concreto la cubierta de teja con frente hacia la calle Aniceto Sáenz. En estas dependencias, que permanecen cerradas se desmontarán, también los falsos techos por garantías de seguridad. Otra de las medidas incluidas en el proyecto afecta a los revestimientos sueltos, tanto en fachadas como en los patios interiores. De este modo, se revisarán, picarán y repondrán los necesarios. Los trabajos previstos también abarcan al sistema de saneamiento. El actual presenta desatascos puntuales, por lo que se procederá a una limpieza y revisión general de toda la red del edificio.


El estudio patológico, realizado como paso previo a la contratación de este proyecto, ha analizado también el estado de los muros y subsuelo. En el primero de los casos se concluye que en general se encuentran en buen estado, salvo casos puntuales en los que se realizará alguna actuación de mejora. En cuanto al subsuelo del edificio, se puntualiza que su comportamiento ha sido bueno a lo largo de la historia del edificio, de modo que no se requiere de actuaciones en la cimentación si no se aumenta el peso de los elementos constructivos.


En paralelo a todo este proceso, desde la Delegación de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, que dirige Antonio Muñoz, se han venido manteniendo varias reuniones de trabajo con vecinos y entidades del Palacio del Pumarejo para impulsar las actuaciones necesarias para la rehabilitación de este edificio. Se trata de una actuación demandada desde hace años que se pretende llevar a cabo de forma progresiva y con diálogo y participación constante con vecinos y entidades.