El Ayuntamiento creará un nuevo contrato para eliminar barreras arquitectónicas en las calles

​El inicio de las actuaciones por parte de la empresa adjudicataria vendrá dada o a través de una orden de trabajo específica proveniente del Consistorio o mediante una llamada telefónica de urgencia
|


Avenidaconstitucion644x362


El Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por el socialista Juan Espadas, ha sacado a licitación un nuevo contrato con el que se pondrá en marcha un programa de mejora de la accesibilidad en toda la ciudad y que recoge el desarrollo de acciones puntuales, inspecciones, mejora de los elementos en el acerado y en los espacios públicos peatonales y reparaciones, con arreglos de incidencias urgentes en un máximo de 72 horas.


Según las cláusulas del contrato, recogidas por Europa Press, el Ayuntamiento establece un presupuesto de 580.800 euros para abordar, en especial, la ejecución de rebajes en el acerado público en cruces peatonales en los que es inexistente o en aquellos que, aun existiendo, no se adaptan a la normativa actual. Además, destaca la diligencia que se ha de tener a la hora de atender las incidencias planteadas por las denuncias ciudadanas y que llegan a la Oficina de Accesibilidad a través de diferentes medios, como correos, 010 o Distritos.


De este modo, la adjudicataria tiene cuatro ejes de actuación principalmente. El primero de ellos es la ejecución y reparación de forma sistematizada de rebajes en los pasos peatonales existentes en el acerado público y la ejecución de actuaciones aisladas de mejoras de la accesibilidad, incluyendo medidas de eliminación de obstáculos arquitectónicos o urbanísticos, como tocones de árboles, cubrición de alcorques, modificación de pendientes o reparaciones puntuales de pavimentos en el itinerario peatonal accesible. 


El segundo de los ejes es la detección de elementos de los itinerarios peatonales que puedan constituir barreras en la accesibilidad y que sea necesario dar traslado a los distintas áreas municipales para su eliminación o corrección, tales como arquetas, vegetación o raíces que dificulten el tránsito, suciedad acumulada, contenedores, papeleras o señalización vertical, entre otros. A esto se unen los dos últimos puntos, centrados en el desarrollo de intervenciones correctoras de mejora localizadas en aquellos puntos de la red que la Gerencia de Urbanismo estime necesario y en la inspección y toma de datos para la realización de análisis y estudio de programación de actuaciones para mejorar la accesibilidad.


El inicio de las actuaciones por parte de la empresa adjudicataria vendrá dada o a través de una orden de trabajo específica proveniente de una planificación del Ayuntamiento o mediante una llamada telefónica de urgencia a la citada empresa y previa verificación por parte de la Oficina de Accesibilidad. Este último tipo de acción urgente ha de tener el compromiso de resolución en un plazo no superior a 72 horas.