La Guardia Civil detiene a un vecino de Cantillana por mas de diez robos en la localidad

​La investigación comenzó como consecuencia de haber recibido en septiembre numerosas denuncias por robos con fuerza en el interior de vehículos y diversos establecimiento
|


Guardiacivil


Agentes de la Guardia Civil de Cantillana han detenido a F.J.R.D, vecino de la localidad, por sendos delitos de robo con fuerza en las cosas, que habían creado "alarma social" en la zona, logrando con ello "esclarecer decenas de robos cometidos en interior vehículos, establecimientos y estaciones de servicio". Según informa la Guardia Civil en un comunicado, la investigación comenzó como consecuencia de haber recibido en septiembre numerosas denuncias por robos con fuerza en el  interior de vehículos y diversos establecimientos.


En este sentido, los agentes observan que el modus operandi de los  hechos delictivos es "muy similar en todos ellos", desde la toma de manifestación de posibles testigos, como un estudio pormenorizado de la zona y horarios de actuación del supuesto autor. De hecho, sospechan de un conocido delincuente de la localidad, que una vez citado en dependencias y ante los indicios presentados por los agentes, éste reconoce su participación, interviniéndole numerosos objetos provenientes de robos cometidos.


Posteriormente, a comienzos de octubre, la Guardia Civil tiene conocimiento de numerosos robos en interior vehículos, además de la tentativa de robo en una estación de servicio de la localidad. "Todos estos hechos delictivo fueron cometidos con modus operandi muy similar a los de septiembre", explica.


La Guardia Civil tiene conocimiento de la situación de libertad en la que se encuentra el detenido anteriormente y consigue localizarlo y recuperar objetos sustraídos en estos últimos robos. Por todo ello, se vuelve a detener a F.J.R.D por varios delitos de robo con fuerza en las cosas y quebrantamiento de condena, como medida cautelar decretada por la Autoridad competente, para no residir ni  acercarse a la localidad. Se ha decretado su ingreso en prisión.