El dispositivo de la Policía Local se saldó la pasada noche con seis positivos en control de alcoholemia

​Se inspeccionaron 28 establecimientos y bares en distintas zonas de la capital, se intervino en 72 casos de consumo de alcohol en la calle
|


Snapshot365


El operativo especial de la pasada noche de la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla para el control del consumo de alcohol en la calle se saldó con un descenso de incidencias relativas al consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, con menos denuncias registradas y un descenso en las llamadas al teléfono 092. “A la actuación de la Policía Local se suma la colaboración ciudadana para reducir los efectos de las botellonas y garantizar el descanso de los vecinos y vecinas”, ha señalado el delegado del ramo, Juan Carlos Cabrera.


Entre los datos más destacados, la pasada noche el dispositivo de la Policía Local de Sevilla para vigilar el consumo de bebidas alcohólicas y estupefacientes por parte de los conductores de vehículos en distintas calles de Sevilla arrojó 47 pruebas de alcoholemia, de las que seis fueron positivas. Entre las noches del viernes y el sábado fueron 154, con nueve positivos En lo que llevamos de año 2017, los agentes han realizado un total de 827 controles preventivos de alcoholemia y drogas en distintos puntos de la ciudad, donde se han practicado 6.931 pruebas de alcoholemia con 359 positivos (un 5,17 por ciento) y 6.572 negativas (94,83 por ciento).


Estas cifras indican que se detecta un conductor ebrio cada 2,3 controles, y en más de la mitad de los controles realizados todos dan negativo. “Los controles seguirán presentes en Sevilla, y de aquí a Navidad se potenciarán”, según apunta el delegado municipal de esta área. Con respecto al operativo de la pasada noche de control de los establecimientos, efectivos de Línea Verde de la Policía Local han inspeccionado 28 establecimientos, con la apertura de cinco denuncias. Los locales se encuentran en las zonas de la Alfalfa, Rodrigo Caro y Fabiola, Alameda de Hércules, Marqués de Paradas, García de Vinuesa e inmediaciones de Reyes Católicos. En total, durante los dos días se han inspeccionado un total de 40 establecimientos, con 17 expedientes abiertos.


Algunas de las inspecciones se están realizando por vez primera conjuntamente con Bomberos y Protección Civil para vigilar el cumplimiento de ordenanzas municipales y normas de autoprotección en establecimientos de pública concurrencia, donde el Ayuntamiento ha abierto una línea de trabajo para conjugar el ocio con el descanso y la seguridad de los usuarios de los establecimientos y el entorno. “Todo el mundo tiene que entender que tenemos que colaborar para que la ciudad cumpla con unos patrones lógicos en ocio, tranquilidad de los vecinos y en materia de seguridad y autoprotección, y los empresarios hosteleros deben colaborar más”, ha recalcado Cabrera.


Por otra parte, sobre las actuaciones de la pasada noche por consumo de alcohol en la vía pública la Policía Local ha intervenido en 72 casos y en todos se han levantado las correspondientes denuncias. Las cifras del fin de semana ascienden a 262 casos. A este dado hay que sumarle las 40 denuncias por tráfico en el fin de semana (21 ayer). También se intervino en la pasada noche en tres casos por incumplimiento de ordenanzas municipales, así como otro más por infracción a la Ley/2015 sobre Seguridad Ciudadana.


Cabe resaltar, asimismo, el descenso notable de las llamadas registradas en el Centro de Control de la Policía Local, y más concretamente en lo que respecta a las llamadas al 092, donde en la noche de ayer se registraron 91 avisos, de los que 15 fueron por botellona y otros tantos por ruido. La noche del viernes fueron 25 por botellona y la misma cifra por ruido. El 26 por ciento de las llamadas del viernes fueron por botellón, y bajó diez puntos en la noche de ayer. “Los controles están dando sus resultados”, ha enfatizado el delegado.



Por último, en la pasada noche, Policía Local ha realizado 14 diligencias, con cuatro personas puestas a disposición judicial, donde dos de estas diligencias fueron por accidentes con heridos, cuatro atestados por malos tratos en el ámbito familiar (en dos de ellos se han producido detenciones), otros dos detenidos por reclamación judicial (uno de ellos en el control de alcoholemia de Plaza del Duque); cinco atestados por delitos contra la seguridad vial, y un atestado por daños en la calle Éufrates.