Clausurados seis establecimientos en el Paseo Colón de la capital en la noche de ayer

​En el dispositivo organizado por el Ayuntamiento de la ciudad, se formularon además un total de 190 denuncias por el consumo de alcohol en la vía pública
|


Polica 1


El dispositivo especial de la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla para la inspección de establecimientos y el consumo de alcohol en la vía pública desplegó en la noche de ayer más de 300 actuaciones, en zonas como Alameda, Alfalfa, Alfredo Kraus, Triana, Sur, Arenal, Colón, Nervión, entre otras. Se incluyó, además, una inspección de todos los establecimientos del Paseo Colón que constató que se mantenían graves incumplimientos en materia de ocupación del espacio público, consumo de alcohol en la vía pública y accesibilidad, por lo que finalmente fueron precintados y denunciados cuatro establecimientos, y un quinto al que le será notificado en el día de hoy. Además, el Kiosco Zaratustra fue clausurado debido a que la concesión administrativa del Ayuntamiento sólo incluye autorización para agua y helado, y se encontraba vendiendo bebidas alcohólicas y con veladores en la vía pública.


El dispositivo especial se desplegó a primera hora de la noche. El principal cometido de este operativo especial es disuasorio y preventivo, evitando la permanencia de personas en la vía pública de modo que puedan alterar la convivencia durante la noche. A pesar de este objetivo disuasorio se formularon un total de 190 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública y la consiguiente intervención de los efectos, 19 denuncias de tráfico, dos actas de aprehensión de estupefacientes y tres atestados por distinto motivo.


Un dispositivo formado por efectivos de Policía Local tanto de uniforme como de paisano (pertenecientes a la Unidad Línea Verde, especializada en el control de establecimientos), técnicos del Sección de Prevención del Servicio de Bomberos y Protección Civil procedió a inspeccionar el cumplimiento de los requerimientos a los establecimientos del Paseo Colón tras las actuaciones policiales de la semana anterior referente al uso irregular del espacio público, colapsando incluso el tránsito peatonal y con la instalación de estructuras y elementos irregulares.


Estas actuaciones policiales activaron el inicio de los expedientes correspondientes en el área de Medio Ambiente del Ayuntamiento. En el curso de este dispositivo de inspección se procedió a la clausura de la actividad Kiosco Zaratrusta, que se encuentra en el Paseo Colón, por incumplir una resolución tras no haberse legalizado la actividad en los términos requeridos en la misma. Estaba vendiendo todo tipo de productos y con numerosos veladores, cuando es sólo un kiosco para agua y helados.


En el resto de actividades del entorno, se pudo comprobar cómo algunas de ellas mantenían estructuras irregulares que albergaban gran cantidad de personas colapsando la zona y cómo la clientela de estos establecimientos, al no disponer de espacio en las mesas de los mismos, consumían las bebidas dispensadas en estos fuera de las zonas habilitadas. Las sendas peatonales estaban todas colapsadas, así como todos los pasillos, y con público consumiendo alcohol. De hecho, el público en tránsito tenía que ir a pie por el propio Paseo Colón intercalándose con los vehículos que circulan por la calzada. Por tal motivo se procedió a la denuncia de los cinco establecimientos. A la finalización de la jornada, la zona que meses atrás quedaba ocupada por estructuras fijas, quedó expedita. De hecho, uno de estos establecimientos, que durante esta semana no retiró los toldos anclados al suelo, tardó cerca de una hora en poderlo desmontar.


Estas actuaciones se suman a la inspección de otros siete establecimientos (12 en total) y al inicio de 12 expedientes sancionadores por diversas infracciones detectadas. En la zona de Nervión fueron denunciados dos establecimientos por incumplir el horario para vender lotes de bebidas para su consumo en los espacios públicos. El Centro de Control de la Policía Local es el lugar donde se gestionan las incidencias que se reciben en el 092. Durante la pasada noche se gestionaron un total de 95 incidentes por llamadas de vecinos. De estas 25 fueron por presencia de personas en la vía pública consumiendo bebidas. Otras 24 fueron por molestias por ruidos entre vecinos. Tanto unas como otras fueron se les encomendaron patrullas para su resolución en el lugar. En diferentes puntos de la ciudad se activan controles de alcoholemia y drogas como medida de prevención de accidentes de tráfico. Durante la pasada noche, fueron tres los conductores que dieron positivo en alcoholemia de un total de 107 pruebas practicadas y una persona fue detenida por reclamación judicial en la zona norte de la ciudad.


El delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, está siguiendo de cerca el trabajo de estos dispositivos activados para el control del consumo de alcohol en la vía pública. “El Ayuntamiento con este tipo de actuaciones trata de armonizar el derecho al descanso de los ciudadanos y el uso correcto de los espacios públicos con el ejercicio de actividades empresariales y de ocio. No puede ocurrir que éstas priven de derechos a los ciudadanos y lleguen a poner en riesgo la seguridad con estructuras e instalaciones fuera de control en espacios que llegan a colapsarse de público consumiendo bebidas”.


“Hoy reitero mi solicitud de responsabilidad a aquellos hosteleros que incumplen las autorizaciones y la legislación, y se lo pido expresamente a los establecimientos del Paseo de Colón. No podemos esperar a que haya un accidente por atropello u otras desgracias”, ha concluido Cabrera.