El comité de Tussam convoca a los trabajadores para informar del convenio y someterlo mañana a "referéndum"

En esta negociación, los sindicatos han venido reclamando que la plantilla "supere y recupere de manera sustancial los esfuerzos realizados en los últimos cinco años"
|


Fotonoticia 20171114194614 640


El comité de empresa de la sociedad Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), perteneciente al Ayuntamiento hispalense, ha convocado para hoy a la plantilla para informar de la situación de la negociación del nuevo convenio colectivo, que se prolonga ya durante unos diez meses, y en su caso celebrar "un referéndum" mañana para que los trabajadores voten si aceptan o no la propuesta de nuevo convenio.


El presidente del comité de empresa de Tussam, Emilio Cubero, del Sindicato Independiente de Trabajadores del Transporte (SITT), ha informado a Europa Press de que después de "diez meses" de negociaciones para la configuración del nuevo convenio colectivo, el procedimiento encara ya su "recta final". Así, hoy se celebrará una asamblea para informar de la "última propuesta" respecto al nuevo texto, al objeto de que el mismo sea sometido mañana a un "referéndum" entre los trabajadores.


En esta negociación, los sindicatos han venido reclamando que la plantilla "supere y recupere de manera sustancial los esfuerzos realizados en los últimos cinco años". Y es que el "plan de viabilidad" acordado en 2012 para reconducir hasta 2016 las entonces castigadas cuentas de Tussam contemplaba aspectos como una reducción salarial del cinco por ciento para el conjunto de la plantilla, durante los dos primeros años de aplicación. Precisamente por eso, al comenzar la negociación, Emilio Cubero manifestaba a Europa Press que las pretensiones de la plantilla son "restablecer (la negociación) de las cosas que quedaron aparcadas" allá por 2012, sobre todo en lo referente a "la jornada laboral y los temas sociales y económicos".


Mientras la plantilla de Tussam está sometida a la jornada laboral de 37,5 horas semanales, merced al Real Decreto ley 20/2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, Cubero exponía al comienzo de la negociación que a la espera de la restitución de la jornada laboral de 35 horas semanales, la idea es lograr "reducir los excesos para que nadie tenga que trabajar por encima de las 37,5 horas semanales".


AJUSTAR LOS SALARIOS


En cuanto a las retribuciones, Cubero señalaba, sobre todo, la necesidad de "ajustar" los salarios a las "penosidades" reales afrontadas por la plantilla respecto a determinados servicios.  Al respecto, la propuesta de nuevo convenio que habría ultimado la comisión negociadora, según la documentación recogida por Europa Press, contemplaría un texto de cuatro años de duración, en los que "los sueldos y otras retribuciones del personal de Tussam experimentarán para cada año de vigencia del convenio, el incremento superior que la Ley de Presupuestos Generales del Estado establezca anualmente para el personal al servicio del sector público".


Y para el caso de que el Ayuntamiento de Sevilla o sus sociedades instrumentales "adoptasen un mecanismo legal para incrementar las retribuciones en un porcentaje superior al previsto por la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el ejercicio correspondiente, las retribuciones de los trabajadores de Tussam serán revisadas en la diferencia", según el texto. Además, figuraría una "prima vinculada a un programa de control del absentismo, por importe bruto diario de cinco euros en 2017, seis en 2018, siete en 2019 y ocho en 2020, por cada domingo efectivamente trabajado, sujeto a que las ausencias del trabajador no superen el número de uno para los domingos planificados en su calendario anual" de trabajo.



LA FERIA


Igualmente, se contemplaría una prima de 40 euros "para el trabajador que durante el periodo de Feria no disfrute de ningún descanso semanal planificado", así como una prima anual por un importe bruto de 210 euros "para compensar la mayor cantidad y calidad del trabajo que ha generado la adaptación de la nueva duración de la Feria de Abril", prima sujeta a la duración de cada contrato de trabajo. Además, se crearía una nueva prima vinculada a programas específicos de mejora, que sustituye a un concepto previo y parecido, con un importe máximo de 1.405 euros por trabajador y año. 


De nuevo en materia de absentismo laboral, figuraría una prima por importe bruto anual de 530 euros, ceñida al "tiempo efectivo de trabajo" y al requisito de no contar con "más de diez ausencias" al año en "días previstos de trabajo", más allá de las licencias estipuladas, los descansos adicionales o las bajas por maternidad o paternidad, entre otros aspectos.