El trabajo conjunto de Diputación y Junta significa la mejora y avance en el plan sobre drogas y adicciones

La diputada provincial, ha expresado que en materia de drogodependencias, "el hecho de trabajar codo con codo las administraciones autonómica, provincial y local, es sinónimo de avance y mejora"
|


Torretriana


La diputada del Área de Cohesión Social e Igualdad de la Diputación de Sevilla, Lidia Ferrera, y el subdirector general de Drogodependencias de la Junta de Andalucía, Fernando Arenas, han inaugurado la Jornada 'El III Plan Andaluz sobre drogas en la provincia de Sevilla', que se enmarca en el Encuentro sobre Drogodependencias y Adicciones que organiza el Área de Empleado Público dentro de sus cursos formativos y en colaboración con la citada Consejería. 


El III Plan Andaluz sobre Drogas y Adicciones (2016-2021) y el Observatorio Andaluz sobre Drogas y Adicciones son los ejes sobre los que se ha centrado este encuentro, que ha contado con una amplia representación de profesionales y responsables en este ámbito y para los que iban destinada la jornada, según detalla la Diputación sevillana en un comunicado.


En su intervención, la diputada provincial, ha expresado que en materia de drogodependencias, "el hecho de trabajar codo con codo las administraciones autonómica, provincial y local, es sinónimo de avance y mejora". "Porque ante un problema de salud como este que tiene mil caras, debemos responder con mil argumentos bien planteados y con un procedimiento muy bien engrasado", agrega. 


Tal como subraya, esto es lo que viene haciendo desde años la Junta, las diputaciones y los ayuntamientos andaluces a través de sucesivos planes frente a las drogas y a través de esa planificación. "Desde la entidad provincial queremos ser parte muy activa en la intervención contra las adicciones", ha dicho Ferrera. 


La Diputación es parte activa en este sector desde 1986, cuando nació el Centro Provincial de Drogodependencias al que se adscriben los 27 centros ambulatorios repartidos por la provincia, que cuentan con 120 profesionales, equipo al que se unen otras 72 personas que trabajan en prevención, a través del Programa Ciudades ante las Drogas. 


"De todo ese esfuerzo, en 2016, salió como resultado atender a 13.000 personas en el ámbito de las adicciones", ha manifestado la responsable provincial, añadiendo que un total del que el 48 por ciento fueron atendidos en Sevilla capital, el 42 por ciento correspondían a la provincia y el diez por ciento restante, prestó servicio en los centros penitenciarios. 


Por su parte, el subdirector general de Drogodependencias, Fernando Arenas, ha puesto de relieve que el III Plan Andaluz sobre Drogas y Adicciones es un plan "integrador y de consenso ya que todas las instituciones y entidades implicadas han participado en su diseño, aportando objetivos y estrategias". El documento ha quedado estructurado en cuatro áreas, de prevención, de atención sociosanitaria, incorporación social y de gestión del conocimiento.


Esta participación interdepartamental sienta las bases para el desarrollo de unas de las prioridades que marcan esta nueva etapa, el fortalecimiento de la coordinación interinstitucional. El nuevo plan pone el acento en la adaptación de los programas a los nuevos problemas o a las realidades que hasta ahora estaban más veladas. Estos son los casos de las nuevas pautas de consumo de alcoho en jóvenes o las necesidades específicas y diferenciales que tienen las mujeres cuando afrontan un problema de adicción.


Asimismo y dentro de este plan se ha puesto en marcha el Observatorio Andaluz sobre Drogas, diseñado como un órgano colegiado de carácter consultivo y de investigación, que tiene como objetivos principales asesorar y formular propuestas en materias técnicas relacionadas con el fenómeno de las drogas y el problema generado por las drogodependencias y otros trastornos adictivos. Consta de tres ejes operativos, como son análisis, evaluación y seguimiento del fenómeno en Andalucía, la coordinación y desarrollo de la formación y la promoción de la investigación.