El proyecto del mercado de la Puerta de la Carne integrará los vestigios encontrados

Las ​excavaciones supusieron el desenterramiento del antiguo matadero municipal, encargado en 1489 por los Reyes Católicos y demolido en 1914
|


Mercadodelacarne


El Ayuntamiento de Sevilla ha ordenado a la unión temporal de empresas (UTE) adjudicataria del proyecto de restauración y adaptación del antiguo mercado de la Puerta de la Carne para su uso como espacio de hostelería y cultura, que modifique las actuaciones planeadas al objeto de "integrar los restos hasta ahora exhumados" en las excavaciones arqueológicas emprendidas hace meses.


Hablamos del antiguo mercado de la Puerta de la Carne, construido entre 1927 y 1929 bajo el diseño de los arquitectos Gabriel Lupiáñez Gely y Aurelio Gómez Millán. Este edificio de estilo regionalista cayó en desuso en 1999 y su deterioro arquitectónico ha estado acompañado incluso de episodios de ocupación ilegal, si bien sobre el recinto pesa un proyecto para su rehabilitación y adaptación como espacio de ocio, gastronomía y cultura. 


El proyecto, impulsado por una unión temporal de empresas (UTE) y valorado en unos siete millones y medio de euros, contempla principalmente 24 puestos de hostelería en la planta baja, usos comerciales y de restauración en la primera planta, un mirador en las cubiertas y un sótano dedicado a actividades culturales, con una sala multiusos de 475  metros cuadrados, una sala de exposiciones de 79 metros cuadrados y un vestíbulo de 116 metros cuadrados. 


El Instituto de Cultura y Artes de Sevilla (ICAS), en ese sentido, podrá utilizar el espacio cultural del inmueble durante un 20 por ciento del tiempo de explotación, toda vez que en términos estéticos, la idea es que el recinto recupere el aspecto original del inmueble construido entre 1927 y 1929, con la desaparición de todos los añadidos estructurales de los años 40.


EL ANTIGUO MATADERO


Tras las necesarias labores de desescombro del interior del complejo, a mediados del pasado mes de marzo arrancaron las excavaciones arqueológicas de carácter preventivo asociadas a las obras. Aquellas primeras excavaciones supusieron el desenterramiento del antiguo matadero municipal, encargado en 1489 por los Reyes Católicos y demolido en 1914.   Los vestigios, cuya localización estaba prevista, fueron descubiertos a una cota de un metro y medio bajo el firme y se traducen en arranques de muro de aproximadamente un metro y medio de altura.  


Pues bien, merced al avance de dichas excavaciones, y según figura en un acta de la junta de gobierno del Ayuntamiento hispalense recogida por Europa Press, la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura emitió el pasado 18 de septiembre una resolución, para pronunciarse sobre la "memoria preliminar de la intervención arqueológica preventiva".  


'CONTINUAR CON LAS ESCAVACIONES'

Dicha resolución, según el mencionado documento, "insta a continuar las excavaciones arqueológicas con los mismos objetivos y metodología hasta ahora empleados, a medida que la ejecución del proyecto de rehabilitación del mercado así lo permita y demande", con lo que el Ayuntamiento ha ordenado "la continuación de las obras de rehabilitación aprobadas".


No obstante, y "de conformidad" con la resolución de la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura y un informe emitido el pasado 11 de octubre por el director del contrato de obras, la UTE adjudicataria del proyecto "deberá redactar una modificación" del mismo "que integre los restos hasta ahora exhumados, una vez concretados con precisión todos los elementos, tras la finalización de las labores de intervención arqueológica que quedan pendientes".