La plataforma del Polígono sur sentencia las agresiones a los autobuses pero se opone a modificar recorridos

L​os representantes de la plantilla han avisado de que en el caso de que sus reivindicaciones no den fruto, reclamarán una modificación de las líneas 31 y 32
|


Autobus


La plataforma Nosotros También Somos Sevilla, que reúne a diferentes colectivos del Polígono Sur, ha condenado este viernes los apedreamientos perpetrados contra autobuses de las líneas de transporte urbano que recorren este entorno desfavorecido de la capital andaluza. La plataforma, no obstante, rechaza la idea de modificar los recorridos de tales rutas para evitar la zona de las Tres Mil Viviendas, la más conflictiva de todo el Polígono Sur. 


Rosario García, portavoz de Nosotros También Somos Sevilla, ha manifestado a Europa Press que comprende perfectamente la preocupación y reivindicaciones del comité de empresa de la sociedad municipal Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), perteneciente al Ayuntamiento hispalense. Y es que es necesario garantizar "la integridad y seguridad" de los viajeros y conductores de los autobuses. 


El comité de empresa, recordémoslo, ha celebrado ya reuniones con el concejal de Seguridad y Movilidad, Juan Carlos Cabrera (PSOE), y la comisionada para el Polígono Sur, María del Mar González, en demanda de un incremento de presencia policial en el Polígono Sur, para que los autobuses de las líneas 31 y 32 presten servicio con plenas garantías de seguridad. 


No obstante, los representantes de la plantilla ya han avisado de que en el caso de que sus reivindicaciones no den fruto, reclamarán directamente una modificación de los recorridos de las líneas 31 y 32, para que los autobuses dejen de circular por el entorno de las Tres Mil Viviendas, especialmente castigado por la exclusión social, el desempleo y la delincuencia. 


"QUE NO PAGUEN JUSTOS POR PECADORES" 


Rosario García, al respecto, ha expuesto que desde su colectivo no están en absoluto "de acuerdo" con la idea de restringir la circulación de los autobuses urbanos. "No podemos estar de acuerdo con que por culpa de una gente que no tiene dos dedos de vergüenza, paguen justos por pecadores, porque en las Tres Mil Viviendas hay gente que se levanta cada mañana para trabajar y a estas personas no se les puede retirar el transporte público", ha razonado.


En ese sentido, ha reclamado a las tres administraciones implicadas en el plan integral acordado hace ya más de diez años para el Polígono Sur de Sevilla, el Ayuntamiento, la Junta y el Estado, que "metan mano a todos los niveles" a la situación que se vive en la zona, especialmente en lo que se refiere a la "normalización" de las personas y familias que hasta el momento "no son capaces de poner en orden".