Detectados más de 100 elementos instalados de forma irregular en los establecimientos de Paseo de Cristóbal Colón

De los seis establecimientos inspeccionados y todos incumplían la licencia o los criterios de seguridad y autoprotección y rebasaban la zona acotada, impidiendo el tránsito peatonal
|


Coln


En el marco del plan de inspecciones de establecimientos, que por parte del Ayuntamiento de Sevilla se ha activado en distintas zonas de la ciudad, sobre todo en aquellas de más afluencia, durante la pasada noche agentes de Policía Local y Bomberos han participado en un dispositivo de inspección de las actividades que  se ejercen en el Paseo de Cristóbal Colón.


Los ejes de la actuación en Paseo de Cristóbal Colón han sido tres: incumplimiento de las garantías de accesibilidad universal, pues se impedía el tránsito de peatones, la falta de seguridad y autoprotección, con el consiguiente riesgo para los clientes, y la ausencia de licencias y permisos exigidos. Se trata de inspecciones que se vienen produciendo desde hace al menos 10 días.


Se inspeccionaron un total de seis establecimientos en el citado paseo. El principal objetivo de Policía Local y Bomberos ha sido analizar los elementos de exteriores, la concordancia con la licencia municipal y el cumplimiento de los criterios de seguridad y autoprotección esenciales ante una situación de emergencia.


En los diferentes locales analizados, se habían dispuesto en la zona peatonal en la parte frontal instalaciones efímeras para el ejercicio de la actividad y la ocupación por los clientes. En líneas generales, a requerimiento de Policía Local y Bomberos, ninguno de los toldos acreditó la certificación de cumplimiento de la normativa de protección contra incendios, como elementos ignífugos. Todos ellos disponían de instalaciones eléctricas no contempladas en la autorización para los sistemas de iluminación y de calefacción, que tampoco estaban autorizados. Esta circunstancia constituye un evidente riesgo para el usuario.



Estos toldos deben ser móviles y desmontables y ninguno cumplía estos requisitos y no se atenían el carácter efímero requerido en la licencia municipal. De hecho, tras cerrar los establecimientos, todos se quedan desplegados ocupando la vía pública como elementos fijos, situación que está contemplada en la licencia.


Independientemente de las licencia de las mesas legalmente autorizadas, todos los establecimientos habían instalado mesas y soportes adicionales, convirtiendo maceteros en nuevas mesas, tapas de cristal en posavasos, etcétera, y todo esto superando lo contemplado en la licencia. De esta forma, aumentan de forma ilícita el número de mesas y, por tanto, la cifra de personas en la zona acotada.


En los seis bares que se inspeccionaron se detectaron las siguientes irregularidades: 26 mesas por encima del número autorizado, 39 focos y 35 calentadores instalados sobre las estructuras de los toldos, incumpliendo la normativa de autoprotección; tres de los sistemas toldos no tenían licencia municipal, los cuales tenían dimensiones entre seis y ocho metros cada uno. Se contabilizaron nueve jardineras irregulares empleadas como soporte similar a mesa y uno de los establecimientos tenía los extintores caducados. A su vez, se detectaron 14 veladores y sillas instaladas fuera del horario autorizado.


Esta saturación de mesas, estructuras y soportes anclados al suelo permite que el número de clientes aumente considerablemente, ocupando por lo tanto el pasillo preceptivo que debe estar libre para el paso de los viandantes por la acera. Al estar estos pasillos ocupados por los clientes, los peatones se veían obligados a salir a la calzada para superar la zona. Entre las zonas de cada establecimiento, además, debía existir un pasillo de evacuación los cuales quedan bloqueados con la cantidad de personas que se congregan.


La saturación de elementos físicos anclados y personas comprometería el acceso de los equipos de emergencia de Policía Local, Bomberos y Epes061, en caso de tener que realizar una asistencia, así como el desalojo de las zonas afectadas en caso de emergencia. La Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores ha levantado acta, que sustentará un informe a la Gerencia de Urbanismo para el inicio de las actuaciones oportunas de control de la zona e inicio de los expedientes sancionadores a que hubiera lugar.


El delegado del ramo, Juan Carlos Cabrera, ha destacado que “esta es una actuación más de las que se viene realizando dentro de este plan de inspecciones”. Además, ha reclamado “al sector un ejercicio de responsabilidad para que se cumpla la normativa de autoprotección y seguridad y se cumpla escrupulosamente la licencia municipal, absteniéndose de generar nuevos elementos que se convierten en obstáculos ante una evacuación, con la intención de aumentar el aforo de personas en las estructuras instaladas”. Cabrera ha advertido de que estos controles “van a seguir en beneficio de la seguridad de todos”