Una discoteca sevillana es desalojada por la Policía Local tras superar el aforo en la noche de Halloween

El responsable afirmaba tener autorización verbal para 950 personas, pero la Policía Local contabilizó en el interior de local a más de 1.400
|


Discotecasevilla


La Policía Local de Sevilla ha desalojado en la madrugada de este miércoles, en torno a las 5,00 horas, una fiesta con motivo de la noche de Halloween que se estaba celebrando en un establecimiento, concretamente en la Discoteca Valmont, situado en la avenida San Francisco Javier de la capital andaluza.


Esta actuación se encuadra dentro del dispositivo especial activado por la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento con la participación de Policía Local, Bomberos y Protección Civil para la vigilancia de las fiestas organizadas en estas fechas, según ha informado Emergencias Sevilla en un comunicado colgado en las redes sociales.


Al parecer, según la nota, esta discoteca vendió más entradas de las que soporta el aforo del local, lo que provocó aglomeraciones en el exterior así como quejas por incumplimientos en la publicidad distribuida. Dicha situación generó que los usuarios llamaran tanto al 092 -teléfono de emergencias de la Policía Local en Sevilla- además de dar el aviso a Emergencias Sevilla mediante las redes sociales.


Por ello, sobre las 5,00 horas, agentes de la Policía Local desalojaron el establecimiento y se  formuló las denuncias oportunas por los incumplimientos detectados, lo que provocará la incoación de los correspondientes expedientes sancionadores. Además, durante la intervención fue necesario solicitar una ambulancia para evacuar a alguna persona con desvanecimientos. Los agentes contabilizaron en la cola de acceso al establecimiento más de 150 personas que esperaban para entrar con su entrada adquirida. 


Durante el desalojo del local, el responsable afirmaba tener autorización verbal para 950 personas. Sin embargo, la Policía Local contabilizó en el interior de local a más de 1.400 personas a pesar de que el establecimiento careciera de la preceptiva licencia.


Por su parte, el delegado de Seguridad del Ayuntamiento, Juan Carlos Cabrera, ha reiterado que desde el Consistorio "no vamos a permitir que se juegue con la seguridad de las personas con actuaciones como esta en las que se lleva al límite las capacidades de los establecimientos y que puede comprometer seriamente la seguridad de los clientes en caso de evacuación". Además, también ha recalcado que "es un abuso hacia los derechos de los consumidores y usuarios el empleo de publicidad engañosa para atraer a mayor número de clientes a su establecimiento, con motivo de fiestas como esta".