Presentado el diseño de la nueva corona de la Virgen del Rosario de Aznalcóllar

La obra ​ha sido elaborada por Sergio Cornejo para la Hermandad de la Cruz de Arriba con motivo del 75 aniversario de la Imagen como titular de la corporación
|

DiseocoronaVirgendelRosariodeAznalcllar


La Hermandad de la Cruz de Arriba de Aznalcóllar ha presentado públicamente el diseño de la nueva corona de la Virgen del Rosario, que ha sido elaborado por el artista Sergio Cornejo con motivo del 75 aniversario de la Imagen como titular de la corporación. El primero en tomar la palabra fue el hermano mayor, Nicasio Sánchez Hidalgo, quien tras hacer referencia a la importancia que para la Hermandad crucera tiene este proyecto, cedió el atril al autor del diseño, cuya intervención se centró en explicar los detalles del mismo. Junto con el de la presea se presentaron también los diseños para un nuevo cetro para la Virgen, así como de la corona y el orbe para el Niño de la Virgen, todo ello obra del propio Sergio Cornejo.


UNA PIEZA CON PERSONALIDAD


La corona, atributo que simboliza la realeza de María, así como su victoria y dominio como Madre de todo lo creado, es una de las piezas más significativas del ajuar de la Virgen. Por eso, en el diseño de la corona de María Santísima del Rosario de Aznalcóllar se ha buscado crear una pieza con personalidad, que se identifique con la Imagen para la que está concebida. Se diseña dentro de lo que podemos considerar el estilo sevillano, de corona con canasto troncocónico, con seis imperiales y resplandor; con un marcado eje de simetría y estilo neobarroco, acorde con el ajuar de la Virgen, su paso, así como el retablo y camarín de la Imagen, del que toma elementos propios y característicos de este estilo, como las guirnaldas, las molduras y los roleos.


El canasto, que se diseña muy calado, contiene un Rosario, alusivo a la advocación de la Virgen, sostenido por las cartelas desde las que arrancan los seis imperiales de la corona. La cartela central alberga el anagrama del Ave María, así como la Cruz del Rosario, mientras que en las otras cartelas se representarán letanías de la Virgen. La decoración vegetal del canasto incluye rosas y ramas de romero, igualmente características de la Hermandad. El aro inferior del canasto llevará inscrita la frase “Dios te salve Rosario, Reina de la Cruz de Arriba”.


El encuentro superior de los seis imperiales del canasto recogerá una peana que sostiene la representación de la Exaltación de la Santa Cruz, Titular de la Hermandad, la cual remata el diseño de la corona en su eje de simetría. Esta representación de la Santa Cruz incluirá una pareja de los característicos ángeles que posee la Cofradía escoltando la Cruz, los cuales irán ejecutados de bulto redondo, haciendo de transición entre el volumen del canasto y el resplandor de la corona.


El resplandor de la corona se ha diseñado con forma ovalada o elíptica, acorde con el espacio de la ráfaga de la Virgen e igual que ésta, contiene rayos lisos biselados, intercalados con otros flameantes. En los “entrerrayos” se diseñan pequeños elementos vegetales rematados con una estrella, también formada por rayos rectos y flameantes, que dotan de mucha transparencia al resplandor.


La corona del Niño se concibe a juego con la de la Virgen, con seis imperiales, aunque sin resplandor. El canasto está recorrido por guirnaldas que portan rosas, mientras que en el aro inferior se inscribe la frase “Ego de supernis sum” (“Yo soy de arriba”), alusiva al Evangelio de San Juan y lema de la Hermandad. La corona del Niño se remata con la Santa Cruz, portando el sudario, sobre el orbe. Asimismo, el Orbe de la mano del Niño se diseña coronado por una Cruz con sudario, elemento característico de la Exaltación de la Santa Cruz, Titular de la Hermandad. Este Orbe tendrá la peculiaridad de llevar grabado el mapamundi y un ecuador realizado con una guirnalda de rosas, alusivas a la advocación de la Virgen.


Por su parte, el cetro de la Virgen se diseña en el mismo estilo neobarroco que el resto del ajuar, buscando un perfil sinuoso, mediante la sucesión de piezas anchas y estrechas, en los extremos del cetro. El remate inferior llevará un nudete igualmente conformado por pequeñas rosas, mientras que la parte superior se inspira en una gran rosa cerrada, con elementos vegetales al modo de hojas que se abren y retuercen en forma cónica desde la mano de la Virgen.


75 ANIVERSARIO COMO TITULAR DE LA HERMANDAD


Desde la aprobación de su hechura por el Cabildo General de Hermanos el 29 de noviembre de 2014, la Hermandad de la Cruz de Arriba ha llevado a cabo un buen número de iniciativas para costear la realización de esta presea con la que pretenden obsequiar a la Virgen del Rosario. Entre ellas, una cuestación popular en la que hermanos y devotos de la localidad y de fuera de ella han realizado donativos de plata, oro, gemas y dinero en metálico.


Talla anónima procedente de la capilla de la casa-palacio lebrijana de una de las familias de la Hermandad, restaurada por Antonio Castillo Lastrucci en 1939 y bendecida en 1943, María Santísima del Rosario cumplirá en 2018 su 75 aniversario como titular de la corporación. Coincidiendo con esta efeméride, el pueblo de Aznalcóllar celebrará Fiestas Mayores a finales del mes de julio, durante las cuales le será impuesta a la Virgen esta ofrenda de amor de sus hijos.