DESDE MERKELANDIA

GERARD PIQUÉ

|


Si es que da igual.

Gerard Piqué lleva desde los 15 años defendiendo los colores de la selección española de fútbol

Ndice 43

siempre que lo han requerido, pero da igual, es un independentista antiespañol.


Gerard Piqué se ha jugado su físico por esos colores, pero da igual, es un independentista antiespañol.


Gerard Piqué, como reconocido independentista antiespañol, le puso a su hijo la camiseta de España, como haría cualquiera que odia a España. Es marketing, dicen.


Gerard Piqué declaró en 2014 que la independencia haría mucho daño tanto a España como a Cataluña.


Gerard Piqué fue a votar el pasado uno octubre al referéndum ilegal que convocó la Generalitat y tuvo incluso la indecencia de subir una foto haciéndolo en las redes sociales, palos y mas palos. Los mismos palos que se llevó Sergi Roberto por hacer lo mismo…o no.


N f c barcelona gerard pique6632360

Gerard Piqué lleva tiempo pidiendo un referéndum para que la gente decida en Cataluña. Maldito antiespañol. No como los hermanos Gasol, que han pedido lo mismo pero son superespañoles.


Gerard Piqué repitió, en tres ocasiones, NO ES MI CASO, pero no sé porqué no pudiera jugar un independentista en la selección en su rueda de prensa. Pero los titulares omitieron esta parte, la que está en mayúsculas.


Gerard Piqué va a la selección porque “la pela es la pela”, porque, como todos sabemos si el bueno de Gerardo (le llaman algunos para menospreciarlo) no fuera con la Roja sería mileurista.


Gerard Piqué no debe ir a la selección española porque no se siente español como se sentían desde chiquititos Donato, Diego Costa, Di Stéfano, Catanha, Pizzi, Marcos Senna, Kubala o Puskas.


Para defender los colores de España hay que ser patriota como, no sé, Sergio Ramos aunque declarara que prefería ganar la décima con su club a otro Mundial con España, comentario muy patriota.


O como Álvaro Arbeloa que dijo no hace mucho en el programa El Partido de las 12 que estaba “súper contento por no ir a la selección” y que “no veía los partidos” de la Roja.


Para ser un español de verdad hay que hacerse una foto con la bandera, exactamente igual que Garbiñe Muguruza, una española de pro que tributa en Suiza.


Porque, como todos sabemos porque somos muy listos, Piqué es independentista y antiespañol, aunque él nunca lo haya dicho. Eso sí, es antiespañol desde que, con su verborrea infantil, empezara a reírse del Real Madrid y a lanzar mensajes al equipo blanco. Antes de eso, nada.


14968736344266