Monkey Week concentra 200 conciertos y actividades en torno a la música en su novena edición, segunda en Sevilla

​Las primeras notas de este evento comenzarán hoy, de manera especial, para prolongarse durante toda la semana
|


Alameda1



La Alameda de Hércules y aledaños se convierten desde este lunes y por espacio de una semana en una fiesta de la música trepidante, intensa y extensa, con más de 200 conciertos y actividades dispersos en una quincena de espacios de toda índole. Es la novena edición, segunda en Sevilla, de Monkey Week SON Estrella Galicia, punto de encuentro para artistas, público y profesionales de la escena musical independiente y, como tanto recalcan –y con toda la razón– los organizadores, «el lugar donde descubrir hoy las bandas del mañana».


Monkey Week 2017 llega con un esquema casi calcado al de la anterior edición, que fue un éxito a pesar de algunas quejas vecinales por el ruido. Se repiten los espacios que acogen las actuaciones con algún ligero matiz: así, el escenario patrocinado por la firma Jägermeister, que en 2016 ocupó el parking de un hotel próximo al Espacio Santa Clara, se ha trasladado a la Casa Palacio Monasterio (calle Amor de Dios, 18).


En el bulevar de la Alameda estarán situados, como en 2016, dos de los principales reclamos: el escenario principal, Ron Contrabando, de acceso gratuito y que acogerá a diversos grupos el viernes y el sábado, cuando tendrán lugar La Batalla de Bandas de Radio 3 y Capitán Demo; y el denominado The Happy Place X, la pista de coches de choque reconvertida en sala de conciertos que tanto furor causó en 2016.


Para acceder a los distintos espacios hay dos modalidades: King Kong (85 euros el abono, 45 la entrada de día) permite el acceso a todos los escenarios; y Cheetah (55 y 30, respectivamente), a todos salvo los teatros. Con uno u otro se puede entrar este año al mercado profesional en el claustro de Santa Clara.


Foto: lasdossevillas