El IMD propone una inversión de 6,7 millones de euros para un equipamiento deportivo de primer nivel en Macarena

​El delegado de Deportes, David Guevara, subraya que ha habido reuniones con vecinos y un trabajo previo de análisis y evaluación de la situación de la piscina
|

Murallas26

El Instituto Municipal de Deportes propondrá al consejo de administración un proyecto de inversión de 6,7 millones de euros en el Distrito Macarena para que los vecinos y vecinas cuenten con un equipamiento deportivo de primer nivel en el sitio que ocupa desde 2014 la piscina Virgen de los Reyes, cerrada y deteriorada. Esta decisión, que se trasladará al consejo, se produce después de realizar los estudios y evaluaciones necesarias, cumpliendo los compromisos del gobierno, que han determinado que sería necesaria una inversión de al menos 4,5 millones de euros en los próximos años para reabrirla, una situación que no se produciría en los próximos años.


Esta propuesta se presentó ya a los vecinos el pasado mes de julio y desde entonces se han mantenido reuniones con ellos con y entidades en las que se ha constatado el respaldo a la reapertura de estas instalaciones cerradas desde 2014. “Esta convocatoria pública es una oportunidad para que en menos de dos años la piscina reabra. De no hacerlo así, no habrá piscina en Virgen de los Reyes durante varios años porque es inviable económicamente”, apuntó Guevara.


De esta forma, se plantea un modelo de titularidad pública y gestión a través de un sistema de concesión administrativa de modo que la cuantiosa inversión la soporte una empresa privada pero los servicios, tarifas y prestaciones queden bajo control y supervisión del IMD. Es el mismo modelo que se ha puesto ya en marcha en la ciudad durante distintos mandatos municipales cuando ha sido necesario la ejecución de grandes inversiones. Así ha ocurrido recientemente en Mar de Plata o en la Rosaleda, ambos iniciados en el periodo 2007-2011 y concluidos en el mandato 2011-2015.


El proyecto que se está analizando en este marco permitiría un plazo de ejecución de las obras de 15 meses de forma que podría estar en marcha en el año 2019. “Este gobierno siempre ha defendido que se pueden establecer marcos de colaboración público-privada cuando la inversión sea tan grande que sea inasumible para el Ayuntamiento y lo justifique o cuando se trate de nuevos centros deportivos que se construyan en la ciudad. Cuando son inversiones que podemos asumir como es el caso de la recuperación de la piscina de Tiro de Línea o de las mejoras en Alcosa se han hecho manteniendo la gestión directa, pero cuando la inversión necesaria se dispara y las instalaciones acumulan años cerradas debemos buscar otras opciones que garanticen un servicio adecuado a los ciudadanos”, explicó David Guevara. 


El proyecto, además, no sólo incluye una piscina completamente nueva, sino un complejo deportivo completo de primer nivel como el que existe en otros barrios de la ciudad a través de sistemas de concesiones en suelos en los que se requiere una inversión o edificios que requieren una rehabilitación completa. “Es el mismo modelo que tenemos por ejemplo en Estación de Cádiz en estos momentos. Una inversión deportiva importante que viene a la ciudad de Sevilla y que permite recuperar un edificio histórico con un gran desembolso económico que no puede realizar el Ayuntamiento en estos momentos”, apuntó Guevara.