El comité de Tussam prevé que la negociación del convenio siga el viernes y hay propuestas de posibles paros

Los cuatro sindicatos con representación en la empresa pública solicitaban una reunión con el alcalde, ante la ausencia de "avances" en el acuerdo
|

Fotonoticia 20171002190928 640


El comité de empresa de la sociedad Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), perteneciente al Ayuntamiento hispalense, prevé que la negociación del nuevo convenio colectivo continúe el próximo viernes a través de una reunión más con la dirección de la compañía. Mientras el grueso de la negociación arrancó en marzo y los representantes de la plantilla ya han pedido una reunión con el alcalde, Juan Espadas (PSOE), ante la ausencia de "avances", ya median propuestas para promover una hipotética huelga en diciembre en caso de que no haya soluciones.


El presidente del comité de empresa de Tussam, Emilio Cubero, del Sindicato Independiente de Trabajadores del Transporte (SITT), ha informado a Europa Press de que la plantilla celebró la semana pasada una asamblea informativa, en torno a la situación de la negociación del nuevo convenio colectivo. Durante aquella sesión, de carácter informativo como se ha señalado, los representantes sindicales habrían trasladado a los trabajadores la "lentitud" de las conversaciones. 


Al respecto, recordemos que recientemente, los cuatro sindicatos con representación en Tussam; la Agrupación Sindical de Conductores (ASC), el Sindicato Independiente de Trabajadores del Transporte, CCOO y CGT, solicitaban una reunión con el alcalde, ante la ausencia de "avances" en la negociación. Emilio Cubero, a colación, ha manifestado que desde su sindicato, el SITT, se ha trasladado al resto de organizaciones sindicales una "propuesta" de movilizaciones para "el caso" de que la situación no evolucione. Dicha propuesta, como avanzaba El Correo de Andalucía, incluiría la idea de convocar huelga en diferentes días alternos del mes de diciembre, aunque después de que primero hubiesen sido realizadas toda una serie de "movilizaciones" previas. 


REIVINDICACIONES 


En esta negociación, los sindicatos demandan que la plantilla "supere y recupere de manera sustancial los esfuerzos realizados en los últimos cinco años". Y es que el "plan de viabilidad" acordado en 2012 para reconducir hasta 2016 las entonces castigadas cuentas de Tussam contemplaba aspectos como una reducción salarial del cinco por ciento para el conjunto de la plantilla durante los dos primeros años de aplicación. 


Precisamente por eso, al comenzar la negociación, Emilio Cubero manifestaba a Europa Press que las pretensiones de la plantilla son "restablecer (la negociación) de las cosas que quedaron aparcadas" allá por 2012, sobre todo en lo referente a "la jornada laboral y los temas sociales y económicos". Mientras la plantilla de Tussam está sometida a la jornada laboral de 37,5 horas semanales, merced al Real Decreto ley 20/2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, Cubero exponía al comienzo de la negociación que a la espera de la restitución de la jornada laboral de 35 horas semanales, la idea es lograr "reducir los excesos para que nadie tenga que trabajar por encima de las 37,5 horas semanales". En cuanto a las retribuciones, Cubero señalaba, sobre todo, la necesidad de "ajustar" los salarios a las "penosidades" reales afrontadas por la plantilla respecto a determinados servicios.