Los bomberos del Aljarafe reclaman un incremento de servicios mínimos si no es posible ampliar la plantilla

El portavoz del cuerpo, David Rico, ​ha rememorado el acuerdo alcanzado en febrero de este año con la Mancomunidad para crear 19 plazas a lo largo de tres años
|

551229640359

La plantilla del servicio de salvamento y extinción de incendios de la Mancomunidad de Desarrollo y Fomento del Aljarafe, ha reclamado a dicha entidad que si finalmente no es posible acometer la ampliación de efectivos acordada hace meses, busque "alternativas" para mejorar el dispositivo aumentando los servicios mínimos, por ejemplo. En declaraciones a Europa Press, David Rico, portavoz de los bomberos del Aljarafe, ha rememorado el acuerdo alcanzado en febrero de este año entre la Mancomunidad del Aljarafe y la plantilla para crear 19 plazas a lo largo de tres años y que el número de efectivos crezca de 47 a 66.


Con aquel acuerdo, recordémoslo, acababa la huelga de celo protagonizada desde hacía meses por la plantilla, en demanda de una ampliación de efectivos acorde al crecimiento de la población de la comarca y por ende de su carga de trabajo. El colectivo llegó a reclamar la incorporación de "un mínimo" de 35 bomberos, 15 cabos y cinco operadores, es decir 55 efectivos más, pero finalmente, y tras meses y meses de huelga de celo, los bomberos aceptaron un incremento de 19 efectivos en un periodo de tres años. 


Así, la plantilla pasaría a estar integrada por 66 efectivos, respondiendo al menos a los acuerdos alcanzados en 2007, hace ya diez años, cuando el planteamiento era llegar a 65 bomberos dada la población asentada entonces en el Aljarafe. Para crear las nuevas plazas, según recuerda David Rico, serían aportados unos 900.000 euros procedentes de los ayuntamientos de Mairena del Aljarafe, San Juan de Aznalfarache, Tomares, Camas, Coria del Río y Bormujos, todos ellos adheridos a la Mancomunidad y con competencia directa en materia de extinción de incendios, y de la Diputación en representación de los municipios menores de 20.000 habitantes y por ende carentes de dicha competencia.


MÁS PROBLEMAS


Pero aunque la Mancomunidad comenzó a tramitar la creación de las nueve primeras nuevas plazas del total de 19 comprometidas, tal extremo quedó congelado al no contar con autorización expresa de la Subdelegación del Gobierno. Y es que los vigentes presupuestos generales del Estado (PGE) mantienen las restricciones impuestas en materia de incorporación de nuevo personal a las administraciones. Ya este pasado 13 de septiembre, el presidenta de la Mancomunidad del Aljarafe y alcalde de Sanlúcar la Mayor, Raúl Castilla (PSOE), dirigía una carta al delegado del Gobierno central en Andalucía, Antonio Sanz (PP), reclamando la búsqueda de una solución "satisfactoria". 


Ante este escenario, y tras la mencionada asamblea de trabajadores, David Rico ha manifestado que los bomberos del Aljarafe están dispuestos a acudir junto a la Mancomunidad a la Delegación del Gobierno de Andalucía, al objeto de persuadir a sus responsables para que avalen el incremento de plantilla pactado hace meses. No obstante, David Rico avisa de que si este intento de negociación fracasa y finalmente no es posible incrementar el número de efectivos, la Mancomunidad debe "buscar alternativas" para mejorar el servicio comarcal de extinción de incendios. 


Principalmente, ha apostado por "incrementar los servicios mínimos" si la plantilla no puede ser ampliada, así como "mejorar los recursos materiales". Al respecto, ha señalado los 900.000 euros comprometidos para la ampliación de plantilla, porque a su entender deben ser empleados en el servicio comarcal de bomberos en lugar de ser "ahorrados" en caso de que no prospere el incremento de plantilla. Además, David Rico ha expuesto que si la Mancomunidad "rompe" el acuerdo alcanzado en febrero, en consecuencia debería ceder el parque de bomberos de Santiponce a la Diputación para que se haga cargo del mismo, y reagrupar a los bomberos del Aljarafe en el parque de Mairena. Y es que uno de los principales efectos de la falta de efectivos es el frecuente cierre del parque de bomberos de Santiponce, al no contar con suficientes bomberos para su funcionamiento.