Aplazada al viernes la convocatoria de asamblea de los bomberos de la comarca del Aljarafe

Según ha confirmado un portavoz del cuerpo, la prórroga de la cita se debe al fallecimiento de un familiar de uno de los miembros
|

Fotonoticia 20170927104459 640


Aunque la plantilla del servicio de salvamento y extinción de incendios de la Mancomunidad de Desarrollo y Fomento del Aljarafe tenía previsto celebrar este miércoles por la mañana una asamblea para debatir medidas en demanda de la creación de las nuevas plazas comprometidas, la reunión ha sido aplazada al viernes a las 10:30 horas. En concreto, un portavoz de la plantilla ha manifestado a Europa Press que ante el fallecimiento de un familiar de uno de los miembros de la plantilla, se ha decidido aplazar la convocatoria al próximo viernes. 


El asunto se encuadra en el acuerdo alcanzado en febrero de este año entre la Mancomunidad del Aljarafe y la plantilla de su servicio de extinción de incendios, para crear 19 plazas a lo largo de tres años y que el número de efectivos crezca de 47 a 66. Con aquel acuerdo, acababa la huelga de celo protagonizada desde hacía meses por la plantilla, en demanda de una ampliación de efectivos acorde al crecimiento de sus servicios y de la población de la comarca. El colectivo llegó a reclamar la incorporación de "un mínimo" de 35 bomberos, 15 cabos y cinco operadores, es decir 55 efectivos más, pero finalmente, y tras meses y meses de huelga de celo, los bomberos aceptaron un incremento de 19 efectivos en un periodo de tres años.



Así, la plantilla pasaría a estar integrada por 66 efectivos, respondiendo al menos a los acuerdos alcanzados en 2007, hace ya diez años, cuando el planteamiento era llegar a los 60 bomberos y cinco operadores de transmisiones, 65 personas en total. Para ello, serían aportados unos 900.000 euros procedentes de los ayuntamientos de Mairena del Aljarafe, San Juan de Aznalfarache, Tomares, Camas, Coria del Río y Bormujos, todos ellos adheridos a la Mancomunidad y con competencia directa en materia de extinción de incendios, y de la Diputación en representación de los municipios menores de 20.000 habitantes y por ende carentes de dicha competencia.


MÁS PROBLEMAS


Pero aunque la Mancomunidad del Aljarafe comenzó a tramitar la creación de las nueve primeras nuevas plazas del total de 19 comprometidas, tal extremo quedó congelado al no contar con autorización expresa de la Subdelegación del Gobierno, lo que provocó un repunte del conflicto laboral a comienzos del pasado verano. Y es que los vigentes presupuestos generales del Estado (PGE) mantienen las restricciones impuestas en materia de incorporación de nuevo personal a las administraciones.


Ya este pasado 13 de septiembre, el presidenta de la Mancomunidad del Aljarafe y alcalde de Sanlúcar la Mayor, Raúl Castilla (PSOE), dirigía una carta al delegado del Gobierno central en Andalucía, Antonio Sanz (PP), reclamando la búsqueda de una solución "satisfactoria". En su carta, recogida por Europa Press, Castilla señala la "grave" situación que atraviesa este servicio comarcal de extinción de incendios por la falta de efectivos, reclamando una "reunión urgente" para negociar una solución.


Pues bien, según ha informado a Europa Press David Rico, portavoz de la plantilla de los bomberos del Aljarafe, tras aquella carta los efectivos habrían decidido "acompañar a la Mancomunidad a la posible cita solicitada y poder hacer entrar en razones" a los representantes estatales. En ese contexto, los bomberos prevén decidir en asamblea "si tomar alguna medida extra de presión".