La Guardia Civil intercepta una furgoneta con 45 fardos de hachís y detiene a dos personas

Uno de los delincuentes conducía la furgoneta y el otro, propietario de la misma, un vehículo de gama alta que hacía de lanzadera
|


IMG20170926WA0002


Guardias Civiles del Destacamento de Tráfico de Sevilla, mientras se encontraban trabajando en la autovía A-92, a la altura del Km 46 en sentido Sevilla, observaron que el conductor de un furgón, al notar la presencia de los agentes, empezó a mostrarse nervioso y realizó una llamada. Además, desde la patrulla adviertieron la presencia de un vehículo de gama alta que va delante de la furgoneta y que, a continuación, comienzó a realizar maniobras extrañas. Mientras uno de los agentes decidió seguir al turismo, el otro hacía lo propio con la furgoneta, cuyo conductor se intentó dar a la fuga, conduciendo en zig-zag e ignorando deliveradamente las advertencias y señales de la Guardia Civil para que se detuviesa. Transcurridos varios kilómetros, se consiguióque deponga la actitud y detuviera el vehículo. Al inspeccionar la furgoneta, resultó estar cargada con 45 fardos de arpillera que contienen hachís.



Mientras, agente que seguía al turismo, realiza señales a su conductor para que se detenga y, finalmente, lo hace aunque se mostraba ervioso y no dejaba de hablar por teléfono a pesar de las advertencias  e indicaciones del miembro de la Benemérita. Tras proceder a su identifcación, resulta ser el propietario de la furgoneta. De este modo, se procede a la detención al conductor de este vehículo, M.A.M.G. de 39 años y vecino de Ceuta, así como al del turismo, J.M.G.A. de 32 años y vecino de Marbella, imputándoseles un supuesto delito contra la Salud Pública.