La sanidad andaluza propone pagar a los cirujanos un extra para reducir las listas de espera

​La propuesta contempla abonar 353 euros al día por turnos extra de siete horas fuera de la jornada ordinaria
|

Thumb 36


Hace tan solo una semana, la Junta hacía públicos los últimos datos relativos a las listas y los tiempos de espera en la sanidad pública andaluza, cifras que en ambos casos han empeorado respecto a las registradas hace un año. Actualmente hay más de 62.000 pacientes esperando para ser intervenidos con unos tiempos máximos de respuesta garantizados, un 5,6% más que en 2016. Estos esperan 66 días de media para entrar en el quirófano, siete más que un año antes. El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha puesto ahora sobre la mesa una propuesta para "mejorar la accesibilidad de los ciudadanos en espera de intervención quirúrgica", justificada ante "la inviabilidad de cobertura normalizada por la falta de profesionales con disponibilidad en las bolsas de contratación del SAS para cubrir ausencias" en los periodos vacacionales "masivos", en situaciones de incapacidad o permisos de larga duración.


La dirección del centro hospitalario deberá remitir a la Dirección General de Profesionales del SAS una solicitud cuando quiera poner en marcha este programa específico de incentivos, incorporando un "informe justificativo", así como "el número de actividades previstas y su duración estimada" y un informe económico con el "coste estimado", que deberá ajustarse a la "disponibilidad presupuestaria" de cada centro sanitario. 


LOS SINDICATOS, EN CONTRA


"Creemos que el SAS no puede gobernarse a base de parches", ha afirmado Rafael Carrasco, presidente del Sindicato Médico Andaluz (SMA). Y añade: "Andalucía invierte muy poco en salud. Hay un problema estructural con las listas de espera, las sustituciones en Atención Primaria y otras muchas cosas, por lo que hay que buscar un plan a largo plazo, una solución integral y estructural". Esta pasaría, en opinión del SMA, por "aumentar la inversión y las plantillas y mejorar los salarios". También por "homogeneizar los pagos" a los profesionales sanitarios, ya que el sistema actual genera un "caos ingobernable". 


 Carrasco puntualiza que al sindicato "no le parece mal que se le ofrezca a los médicos esta opción voluntaria". Pero critica que se trate de una medida "no consensuada, que se nos ha presentado como un hecho consumado". Además, añade, "no hay una memoria presupuestaria anexa, por lo que si este programa lo tienen que pagar los hospitales de su presupuesto, se les quitará de otras partidas".

Por su parte, tanto CC OO-A como el Sindicato de Enfermería Satse califican el plan como "incompleto al limitarse solo al personal médico", por lo que abogan por "tener en cuenta" a otras categorías que también trabajan en el quirófano. El Gobierno andaluz ha asegurado que este plan es "un punto de partida para seguir la negociación en torno a un asunto que preocupa a miles y miles de andaluces". Así, la Junta confía en que "puedan concretarse esas medidas y que logremos el objetivo común de seguir mejorando la prestación de servicios".