Sevilla quita el mapping de San Telmo por seguridad y espera que Icomos entienda la obra del Alcázar

​El concejal delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento, Antonio Muñoz, ha apuntando al replanteamiento de diferentes elementos tras los atentados de Cataluña
|

Recracionnavidadsantelmo


El concejal delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, el socialista Antonio Muñoz, ha indicado que el gobierno local está "replanteando" los espacios donde se desarrollarán las iniciativas ligadas a la Navidad por motivos de seguridad, habiéndose decidido ya que el Palacio de San Telmo no volverá a acoger el espectáculo audiovisual.


Muñoz ha apuntando al replanteamiento de diferentes elementos tras los atentados de Cataluña, mencionando igualmente la mejora en materia de seguridad en inmuebles como el Real Alcázar. Así, ha criticado que Cs pusiera de manifiesto las "debilidades" de este inmueble Patrimonio de la Humanidad, teniendo en cuenta que las medidas de seguridad que tenía "sí valían antes, pero ahora se están modificando". "No hay una gestión mala o ineficaz y las cifras evidencian que hay más visitantes y el éxito de las iniciativas que allí se desarrollan", añade.


OTROS ASUNTOS


Muñoz ha hecho referencia al proyecto de modificación de accesos al recinto por la Puerta del León, tras el informe del Comité Español del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos, por sus siglas en inglés). "Nos veremos con Icomos a principios de octubre para intentar explicarle el proyecto para que entienda las intenciones del gobierno. Hay elementos que o no se han explicado bien o no se han entendido bien a la vista del informe. Espero que entiendan el proyecto y que siga su curso porque tiene el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio", subraya.


Preguntado por las ordenanzas fiscales, Muñoz ha apostado por aplicar la progresividad para paliar la reducción de ingresos que producirá la aplicación de la bajada del tres por ciento del impuesto sobre los bienes inmuebles (IBI). En este sentido, plantea además gravar la tasa que se paga por el cambio de una vivienda de residencial a turística, una propuesta que el gobierno del socialista Juan Espadas ya hizo el año pasado pero que no obtuvo el apoyo suficiente para salir adelante. Si finalmente no se aprobaran las nuevas ordenanzas, si no se obtuviera el apoyo de la mayoría de los concejales, no se produciría una nueva rebaja del IBI, aunque sí quedaría consolidada la que ya se hizo para las ordenanzas de 2017 también del tres por ciento.