El padre de Maloma espera una visita de la nueva cónsul a la joven tras dos meses sin contacto con ella

Desde finales de julio de este mismo año, los progenitores adoptivos de la joven no habrían logrado poder hablar con su hija
|

Fotonoticia 20170918162537 640


La familia española de Maloma, la joven natural del Sáhara Occidental y nacionalizada española al ser adoptada por este matrimonio de Mairena del Aljarafe, está a la espera de que la nueva cónsul de España en Argel visite a la joven en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf. Y es que desde finales de julio, los padres adoptivos de la joven no habrían logrado tener contacto directo con ella.


El padre adoptivo de Maloma, José Morales, ha manifestado a Europa Press que recientemente ha analizado la supuesta "retención" de la joven a manos de su familia biológica en los campamentos de Tinduf, con la nueva directora general de Españoles en el Exterior y de Asuntos Consulares y Migratorios, María Victoria González-Bueno. Fruto de dicha conversación, según José Morales, habría quedado de relieve que la nueva cónsul de España en Argel prevé acudir hasta los campamentos de refugiados saharauis, al objeto de visitar personalmente a Maloma. 


"La nueva cónsul acaba de ser nombrada y una vez termine de situarse en el puesto, irá a ver a Maloma", ha dicho José Morales, quien de su lado prevé reunirse este mismo martes con el portavoz de Asuntos Exteriores del PSOE en la correspondiente comisión del Congreso de los Diputados, José Ignacio Sánchez Amor. Y es que según José Morales, hay que remontarse al pasado 21 de julio, para recordar la última ocasión en que la familia adoptiva de Maloma pudo hablar por teléfono con la joven. "Llamamos casi a diario, pero no podemos hablar con ella", ha dicho exponiendo en paralelo que a través de otras vías, la familia española de la joven tiene conocimiento de que "está bien físicamente".


Maloma, adoptada por esta familia de Mairena del Aljarafe, viajó en diciembre de 2015 a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, en Argelia, para visitar a su familia biológica. Después de que la joven no pudiese regresar a España al ser supuestamente retenida por su familia biológica, sus padres adoptivos llevan ya casi dos años reclamando que la chica pueda pronunciarse en España, en plena libertad, sobre si desea residir con su familia biológica o con sus padres adoptivos.


"CON BILLETE DE VUELTA"


Y es que si bien la familia española de la joven recuerda que la misma viajó a Tinduf "con billete de vuelta", el pasado mes de febrero circulaba un nuevo vídeo, en el que la propia Maloma negaba que estuviese "secuestrada por el Frente Polisario, por Argelia", por su familia biológica o "por nadie". "Estoy aquí porque yo quiero. Es mi deseo estar una temporada con mi gente", enfatizaba, avisando de que "se está formando una bola increíble" en torno a su situación.


Mientras la joven incluso contrajo matrimonio el pasado mes de marzo en los citados campamentos, con la asistencia del consejero político y cultural de la Embajada de España en Argel, Gerardo Fernández-Gavilanes Díez, la familia española de Maloma insiste en que antes del último vídeo y de la boda, ella misma habría trasladado, mediante una conversación telefónica, "que estaba deseando volver" a España. En cualquier caso, su familia adoptiva reclama que pueda pronunciarse en España, en plena libertad, sobre qué futuro desea para sí misma.