La Policía Local detiene a una joven que estafaba a extranjeros indocumentados alquilando habitaciones

​Los agentes contactaron con un varón de 30 años, que denunció que la propietaria no los dejaba entrar en el piso, y que tenía un acuerdo para vivir en el domicilio por el que abonó 130 euros
|

Alquilerviviendaprecios644x362


Agentes de la Policía Local de Sevilla, adscritos a la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, han detenido y puesto a disposición judicial a una joven de poco más de 20 años como presunta autora de los delitos de usurpación de identidad, estafa y usurpación de vivienda. Los hechos se han producido en torno a la medianoche de este jueves, cuando la Policía Local tuvo conocimiento de una denuncia por incumplimiento de un contrato de alquiler de habitación.


Una patrulla desplazada al lugar contactó con un varón extranjero de unos 30 años, que se encontraba con su hija de pocos meses en sus brazos, quien denunció a los agentes tener un contrato de alquiler de una habitación por el que había abonado 130 euros y que la propietaria no los dejaba entrar. El hombre, que mostró un trozo de papel a modo de contrato, se encontraba en la calle con su hija y ni siquiera disponía de ropa alguna, ya que la había dejado en la habitación que había alquilado. La propietaria explicó que no lo dejaba entrar porque le tenía miedo pero ante la presencia policial manifestó que no tenía inconveniente en que recogiera sus pertenencias. Sin embargo, tras realizar las gestiones oportunas, los agentes tuvieron conocimiento de que la joven no era la propietaria de la vivienda ya que ésta pertenecía a una entidad bancaria. 


Así, reconoció que había ocupado la vivienda y que solía alquilar habitaciones a extranjeros indocumentados a los que estafaba aprovechando su situación irregular con un contrato ficticio de alquiler que contenía datos falsos sobre su identidad. Los agentes de la Policía Local de Sevilla procedieron a la detención y puesta a disposición judicial de la joven, mientras que el varón que fue víctima de los hechos y su hija fueron trasladados por los Servicios Sociales del Ayuntamiento hasta un lugar de acogida.