Salvador Távora diseñará una gran fiesta popular sobre el Guadalquivir para la nueva edición de la Bienal

​El dramaturgo sevillano incluirá un circuito ribereño alrededor de las distintas manifestaciones folclóricas de Andalucía y que permanecen en la base del flamenco
|

JoseMerce08 1

El veterano dramaturgo sevillano Salvador Távora será uno de los encargados de trasladar el sentir de la XX Bienal de Flamenco de Sevilla a la calle. El sevillano, recientemente galardonado con el Max de Honor de las Artes Escénicas, ha sido elegido para dibujar una fiesta que se pretende multitudinaria en las dos márgenes y sobre el Guadalquivir y que está basada en una idea propia de Távora bautizada como 'El cuadrilátero de la fiesta'.


El nuevo director de la Bienal, José Luis Ortiz Nuevo, ha recuperado esta idea que el dramaturgo le trasladó en una Velá de Santa Ana en 1981 y que consistía en proyectar la potencia festiva de un espacio urbano señero de la capital andaluza localizado entre Paseo de Colón, calle Betis, Puente de San Telmo y Puente de Triana. Además de este rectángulo también se usará como escenario la misma cuenca fluvial del Guadalquivir donde habrá un escenario simulando el viejo puente de barcas.


Alrededor de esta demarcación se perfilará un circuito donde todo el público podrá disfrutar gratuitamente de manifestaciones populares como los troveros (Granada, Almería), la fiesta de verdiales (Málaga), las sevillanas corraleras (Sevilla), las bandas y cornetas de la Pasión sevillana y andaluza, y hasta una representación de las casetas de la Feria hispalense. Estas celebraciones/exhibiciones tendrán lugar entre el 21 y el 23 de septiembre de 2018 y se buscará que adquieran un gran sentido colaborativo, abierto, en combinación con los pueblos andaluces y la capital hispalense y apoyado en gran parte por un voluntariado flamenco.


En el mismo también se pretende que la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Sevilla sea otro epicentro y recoja más demostraciones del potente patrimonio cultural andaluz alrededor de la fiesta. Todo en general vendrá a poner de manifiesto el vigor del folclore andaluz y su relación con el flamenco, así como reforzar el carácter centrífugo y universalista de la Bienal de Flamenco concebida para trasladar lo mejor de una música nacida en Andalucía para ser disfrutada por el mundo.


Tanto Salvador Távora como José Luis Ortiz Nuevo se reunieron en las inmediaciones del Guadalquivir, en el denominado Cuadrilátero de la Fiesta, para ir imaginando sobre el terreno y con más detalle, algunas de las actuaciones que podrían desarrollarse. La XX Bienal de Flamenco se desarrollará del 6 al 30 de septiembre de 2018. Próximamente se abrirá un proceso de concurso para seleccionar buena parte de la que será su programación. Como declaración de intenciones, Ortiz Nuevo la ha titulado 'Lo que es la vida' y se vertebrará sobre el ayer y lo que viene del flamenco actual.