El regatista Pablo Torres trae a la Plaza de España su aventura de cruzar el Atlántico en solitario y sin ayuda

​Según informa la organización, es una competición oceánica internacional que se celebra cada dos años, con más de 80 participantes de todo el mundo
|

T2LP9706


El regatista sevillano Pablo Torres ha presentado en la Plaza de España de Sevilla la aventura que iniciará el día 1 de octubre a bordo de su barco 'El Bicho II', cruzar el Atlántico en solitario y sin ayuda externa en la Mini Transat 2017. Esta presentación se ha llevado a cabo en un acto que ha contado con el apoyo del concejal delegado de Deportes del Ayuntamiento de Sevilla, David Guevara, y del director general de Puerto Sherry, Enrique López-Bosch. Según informa la organización, se trata de una regata oceánica internacional que se celebra cada dos años, con más de 80 participantes de todo el mundo. Sólo seis de ellos son españoles, entre los que se encuentra Pablo, el único andaluz.


La aventura arranca en La Rochelle (Francia) y tiene una sola parada, en Las Palmas de Gran Canaria, para continuar desde allí hasta la isla caribeña de Martinica. Más de 4.500 millas náuticas (9.000 kilómetros) de navegación en solitario en barcos de 6,5 metros de eslora, los pequeños formula uno del mar, de constantes innovaciones tecnológicas y que llegan a alcanzar los 20 nudos (37 kilómetros/hora) de velocidad.


La navegación se realiza sin ningún tipo de ayuda externa. Aunque los barcos cuentan con los más modernos sistemas de seguridad, está estrictamente prohibido el uso de cartas de navegación electrónica, se navega exclusivamente con cartas marinas en papel, a la antigua usanza. No obstante, la opción de seguimiento y la posición del barco es posible en todo momento, pues todos los Mini tienen instalado un sistema de seguimiento en tiempo real. Se trata de una aventura única que ningún español ha conseguido ganar hasta ahora. 


Pablo empezó a navegar muy joven, a los siete años, cuando se inició en la vela ligera y llegó a formar parte del equipo preolímpico español de 470. En 2004 le surgió la oportunidad de embarcarse en la Nao Victoria y, como jefe de guardia, formó parte de la tripulación que dio la vuelta al mundo junto al mítico navegante oceánico José Luis de Ugarte. Cuando regresó de su aventura en la Nao Victoria se graduó en Ingeniería Naval con el propósito firme de construir su propio barco para cruzar el Atlántico en solitario. El proyecto fin de carrera fue un Mini Transat, pero hacerlo realidad no era fácil. Tuvo que leer, investigar y observar mucho, hasta que con constancia, el apoyo de su familia y amigos lo logró y en julio de 2012 salió a navegar por primera vez con 'El Bicho' en Puerto Sherry.


Una vez construido el barco, puso su objetivo en la Mini Transat 2013, pero poco antes, durante una regata de clasificación, 'El Bicho' naufraga en aguas del golfo de León a causa de un fuerte temporal de mistral. Fue demoledor para Pablo tener que dejar que se hundiera el barco que había construido con sus propias manos, pero no se rindió. Aceptó un trabajo en Persico Marine (Italia), uno de los mejores astilleros del mundo, donde construyen barcos de competición. Allí aprendió del oficio y unos años después logró comprarse otro barco, 'El Bicho II', con el que retomó su aventura oceánica. Unió sus fuerzas, recursos y experiencias para hacerse con un barco fiable, potente y con un gran palmarés que le permitiera obtener experiencia real en competición en alta mar. Todo eso sin dejar de lado su gran sueño: construir con sus propias manos 'El Bicho III'.


Así, el próximo 1 de octubre Pablo y 'El Bicho II' afrontan el gran reto de la Mini Transat 2017. Para este reto, Pablo cuenta con el patrocinio de Marina Puerto Santa María (Puerto Sherry), Black Bull, Clínica Dental Acedo&Martín, Clínica Oftalmológica Verte Ophthalmics, 'El Guiri. Kanela Island', Blasón Aceite de Oliva, Actiba 2000, Sushi 81 y la Universidad de Cádiz. Con el fin de lograr apoyo económico para su aventura, Pablo ha puesto en marcha una campaña de 'crowfunding' en 'https://es.ulule.com/pablotorres-mini-transat/' para todos aquellos que quieran colaborar dando un empujón final a la realización de su sueño formando parte de la tripulación virtual de 'El Bicho II'. Su prioridad es sufragar el coste que supone traer el barco de vuelta desde Isla Martinica.