Villarreal 3-Real Betis 1: Setién tira por la borda la primera victoria a domicilio de la temporada

​Dolorosa derrota de los verdiblancos, que arrancaron ganando pero que regalaron el encuentro a los amarillos después de varios fallos de jugadores y entrenador
|

Diferentes nombres y mismos hombres. La versión del Real Betis fuera de casa comienza a ser preocupante y eso que llevamos sólo tres encuentros de liga. El motivo, el  planteamiento de su entrenador, Quique Setién, y su obsesión por sacar el balón jugado desde la mismisima línea de portería. 

JoaquinSLeon

Así llegaron errores que costaron el partido en el Camp Nou y así ha llegado la derrota en la noche de hoy en El Madrigal. 

Los béticos salieron con la intención de dar la puntilla a un Villarreal muy tocado y fruto de ello fue el gol de Sergio León en el minuto 11, tras un buen pase de Joaquín.

Tenía el Betis a su rival donde quería. Con nervios y con el resultado en contra, pero un fallo de Adán, ya lleva varios este año, al querer sacar el balón jugado con los pies permitió a Bacca estrenarse como goleador amarillo en el minuto 31. 

Despertó el Villarreal que pudo remontar si el disparo de Rodrigo no se estrella en el palo en el minuto 39. 

La segunda parte comenzó como la primera, con dominio verdiblanco y con el Betis asediando la portería de Barbosa, aunque Bakambú asustó en el minuto 53 con una jugada en la que, afortunadamente, se hizo un lío. 

Y cuando se olía el gol bético, con una gran ocasión de Tello en el minuto 59 con un balón a la espalda de la defensa que coge Tello en carrera, se planta ante Barbosa pero este le saca el balón, a renglón seguido llegaba el segundo del Villarreal. Samu Castillejo recibía de Fornals, recortó y conectó un zurdazo espectacular al palo largo para adelantar a los amarillos en el minuto 60.

Tello

Intentó arreglar el encuentro Setién metiendo a Guardado, el mejor ante el Celta, que con la excusa de las selecciones se había quedado en el banquillo, pero ya era tarde. El partido estaba roto y en el minuto 77, un balón a la espalda de la zaga verdiblanca dejaba sólo a Unal que fusilaba a Adán.

No hubo tiempo para más porque los locales se dedicaron a contemporizar lo que quedaba de partido.