El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra inicia las obras de conservación de la Torre Entrepatios del Castillo Medieval

​El fortín no había sido rehabilitado y sufrió, a consecuencias de las tormetas en la localidad en los últimos años, algún desprendimiento en su estructura original​
|

41860111


El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha iniciado la obra íntegra de restauración de la Torre Entrepatios de la fortaleza medieval de la ciudad incluida en la tercera fase de los proyectos de rehabilitación, investigación, difusión y dinamización del castillo denominados Plan Almena. Las obras que se acometen en estos momentos (con un presupuesto de 124.442, 72 euros y un plazo de ejecución de dos meses) tienen como objetivo la consolidación y restauración de la popularmente conocida como Torre Entrepatios (entre el Patio de los Silos y el Patio de la Sima), y son de considerable importancia para la fortaleza por el estado de la misma, que ya en 2014 sufrió unos desprendimientos en la cara sur a consecuencia de una fuerte tormenta.



Tras los informes arquitectónicos y arqueológicos sobre la situación de la torre y la necesidad de intervención para la conservación de esta pieza fundamental de la fortaleza medieval, han comenzado las actuaciones de consolidación y restauración de la totalidad de la torre, tanto en sus espacios interiores como exteriores, centrándose principalmente en la consolidación de las fachadas, además de la intervención en la cubierta y en la escalera de acceso a la misma.


La Torre Entrepatios era el único acceso al Patio de los Silos hasta 1812, año en que las tropas francesas provocaron la rotura en la muralla meridional que actualmente sirve como segunda entrada y, durante los siglos XII al XIV puerta principal del reciento amurallado, antes de su ampliación en los S. XV y XVI, circunstancia que la convierte en pieza fundamental del enclave. El castillo de Alcalá de Guadaíra fue declarado Monumento Arquitectónico-Artístico en 1924 y Monumento Nacional en 1949, pasando a tener consideración de Bien de Interés Cultural con las disposiciones adicionales de la Ley 16/1985 de Patrimonio Histórico Español, estando recogido en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz.


En el año 2005 el Ayuntamiento alcalareño redactó y aprobó un documento coordinador de actuaciones en el recinto fortificado informado favorablemente por los órganos patrimoniales superiores competentes en la materia. Era el Plan Almena y su principal objetivo fue establecer un plan de usos sectorizado del recinto y que las actuaciones que se fuesen realizando no tuvieran carácter aleatorio, sino ordenadas y encaminadas a su protección, conservación y recuperación para los alcalareños y visitantes.


Las actuaciones de investigación, rehabilitación, conservación y puesta en valor tomaron la envergadura necesaria a partir de 2007, tras la cesión de la titularidad por parte del ayuntamiento hispalense al consistorio alcalareño, quedando lógica y jurídicamente el principal monumento local como propiedad de todos los alcalareños y alcalareñas. En esta tercera fase del Plan Almena han concluido las actuaciones del Frente Norte de las Alcazabas occidentales, y actualmente se desarrolla la rehabilitación de esta torre incluida en las actuaciones del Patio de Silos, quedando pendiente aún para siguientes intervenciones las del Alcázar Real.