El Puerto "reinventa" el antiguo polígono de astilleros y aspira a la "expansión"

​El delegado del Gobierno en Andalucía reconoció que que el ente público de Puertos del Estado ha decidido reconocer la "singularidad" del espacio
|

Fotonoticia 20170906181725 640


Los muelles e instalaciones industriales del Puerto de Sevilla han sido el escenario de una visita institucional cursada por la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz; el delegado del Gobierno central en Andalucía, Antonio Sanz; el alcalde hispalense, Juan Espadas; y el presidente de la propia Autoridad Portuaria de Sevilla, Manuel Gracia. La visita ha estado especialmente centrada en el polígono antiguamente ocupado por los astilleros y sede actual de empresas industriales como Tecade o GRI Towers, dedicadas a la fabricación de grandes estructuras metálicas.


Los principales mandatarios han visitado el recinto, además, después de que el pasado mes de marzo la Autoridad Portuaria hispalense suspendiese finalmente el proyecto de dragado de profundización que planeaba desde hace años sobre el tramo navegable del Guadalquivir, para que acogiese el tráfico de naves de mayor calado. La decisión llegaba, por cierto, después de años de intensa controversia y no pocos reveses científicos y administrativos al proyecto.


En este contexto, Antonio Sanz ha anunciado que el ente público de Puertos del Estado ha decidido reconocer la "singularidad" del Puerto de Sevilla como único puerto marítimo interior de España, con un "estatus especial" gracias al cual las aportaciones del puerto hispalense al fondo de compensación interportuario se reducirán del cuatro al dos por ciento de su resultado anual de explotación. Tal extremo se debe traducir, según Sanz, en un ahorro anual de 600.000 euros en las cuentas del puerto, para que dicha cuantía sea dedicada a inversiones.


LA ZONA FRANCA


Del mismo modo, Sanz ha anunciado que el lunes será recepcionado el puesto de la Guardia Civil y el centro de control del perímetro de la naciente zona franca, creada en unos terrenos del puerto donde ya funcionaban las empresas TRH, Hispalense de Líquidos, Reciclados Navales del Sur, Inabensa, Sevitrade y Janone. Susana Díaz, de su lado, ha manifestado el apoyo de la Junta a la propuesta de la Autoridad Portuaria de crear en sus instalaciones un "centro de innovación y formación" para mejorar la cualificación de los trabajadores del sector industrial, dado que la actual estrategia del puerto es potenciar su papel como enclave logístico e industrial.


Por lo que se refiere a Manuel Gracia, ha defendido que en el Puerto de Sevilla o con relación a él funcionan unas 200 empresas que sostienen unos 20.000 puestos de trabajo. En su conjunto, según ha indicado, el Puerto de Sevilla tiene un impacto económico de unos 1.100 millones de euros al año en su zona de influencia, constituyendo el tres por ciento del producto interior bruto (PIB) de Sevilla y "casi el uno por ciento" del PIB andaluz.


En ese sentido, y después de la suspensión del proyecto del dragado de profundización, Gracia ha señalado el "giro" adoptado en las estrategias del Puerto, con la sostenibilidad medioambiental como "prioridad" y la "senda de afianzamiento" de la transformación del puerto de un mero enclave "comercial", es decir de mercancías, a un espacio marcado por "un nuevo modelo logístico e industrial". Estos "nuevos enfoques", así, quedan reflejados en el plan estratégico diseñado de cara al horizonte del año 2025.


Por eso, Gracia ha solicitado "un apoyo continuado por parte de las administraciones y de la sociedad civil, para poner en valor todas las ventajas del puerto en el terreno logístico, minimizar las limitaciones de accesibilidad marítima y terrestre y promocionar sus oportunidades como foco industrial". Este apoyo se concreta en "un mayor respaldo al proceso de industrialización; en el reconocimiento de las potencialidades logísticas del puerto, considerándolo como un activo esencial en la estrategia logística de la Junta de Andalucía; y en la promoción del desarrollo tecnológico y a la innovación como factores clave de progreso".


LA "REVITALIZACIÓN" DE LOS ASTILLEROS


La "revitalización del polígono de astilleros", según Gracia, es una buena prueba de los esfuerzos del puerto por mejorar su competitividad. Y es que después del "desguace" de los antiguos astilleros, cerca del 90 por ciento de la superficie de este espacio está ya aprovechada por seis empresas industriales; Tecade, GRI Towers, Ditecsa, Apimosa, Astilleros del Guadalquivir y Megusa, todas ellas dedicadas a la ingeniería y el sector "metalmecánico".


Así, y señalando además la naciente zona franca, Manuel Gracia ha llamado al conjunto de poderes a apostar por el puerto y "expandir sus posibilidades". Juan Espadas, de su lado, ha aplaudido el "proceso de reinvención" promovido por el puerto para el polígono de los antiguos astilleros, donde "la máquina ha vuelto a andar" tras el fatídico cierre de los astilleros al comenzar 2011. Del mismo modo, ha avalado el papel de las nuevas empresas instaladas en el puerto, que a su juicio protagoniza grandes "expectativas de generación de riqueza".