La librería Rayuela obtiene el Sello de Calidad que distingue a estos establecimientos

Es un reconocimiento de calidad como agentes culturales fundamentales para la propagación del hábito de lectura y el desarrollo de oferta editorial plural
|

Img 0645


El Comité de Certificación para la concesión del Sello de Calidad de Librerías ha otorgado este distintivo a la librería sevillana Rayuela. El Sello de Calidad de Librerías distingue, incentiva y premia la excelencia de la actividad librera. Para ello, evalúa la pluralidad bibliográfica, el fondo, las actividades culturales realizadas, la relación entre la librería y otros agentes, la prescripción, etc., respetando su proyecto y peculiaridades. Estos indicadores señalan aquellos aspectos determinantes para una librería de calidad, así como de apuntar posibles mejoras en el establecimiento en el futuro.



El distintivo Sello de Calidad de Librerías forma parte del Plan de Fomento de la Lectura y está destinado a proteger a las librerías y reconocer su importancia en la cadena del libro y su papel como agentes culturales, necesarios para la pluralidad editorial y para el fomento de la lectura.


Se trata de un proyecto estratégico impulsado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la Asociación de las Cámaras del Libro de España, que integra a las principales asociaciones del sector del libro: la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL), y la Federación de Asociaciones Nacionales de Distribuidores de Ediciones (FANDE).



Con este sello, se pretende consolidar las librerías como espacios de encuentro, reflexión y discusión de las comunidades donde residen, mediante la organización de actividades sociales y culturales; fomentar la diversidad del patrimonio bibliográfico mediante la protección de una red de librerías que ofrezca tanto los libros de rápida rotación como aquellos de fondo; concienciar a la opinión pública acerca del papel imprescindible que desempeñan las librerías en sus comunidades; mejorar la situación económica de las librerías de referencia; estimular a las librerías para que asuman un compromiso de mejora permanente en su servicio a los lectores; e identificar y garantizar ante terceros que las librerías con sello de calidad cumplen con unos rigurosos estándares de calidad.



Para su concesión, se evalúan indicadores sobre aspectos determinantes de una librería de calidad, como la pluralidad y el fondo bibliográfico, las actividades culturales realizadas, la relación entre la librería y otros agentes, así como la información y orientación que ofrece sobre libros y otras publicaciones a sus usuarios, y siempre desde el respeto a su proyecto y sus peculiaridades.