"Tensa calma" en el conflicto del taxi a la espera de las reuniones de ambas partes con la Junta de Andalucía

​Los taxistas esperan reunirse con Felipe López el día 15 y los conductores de VTC también prevén un encuentro​ con el director de movilidad del órgano autonómico
|

Fotonoticia 20170905172334 640


El sector del taxi de Sevilla y los conductores de vehículos de transporte concertado (VTC), enfrentados en un conflicto en el que los primeros denuncian supuestas situaciones de intrusismo y los segundos coacciones y agresiones por parte de taxistas, están a la espera de nuevas reuniones con la Consejería de Fomento, a la búsqueda de soluciones a esta enconada liza. Fernando Morales, presidente de la Unión Sevillana del Taxi, ha explicado a Europa Press que el sector hispalense está a la espera del nuevo encuentro que la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi (FAAT) debe celebrar el 15 de septiembre con el consejero de Fomento, Felipe López, merced al compromiso adoptado por ambas partes en la reunión celebrada el pasado 15 de agosto.


Aquella reunión, recordémoslo, surgía en un escenario en el que los taxistas de Málaga habían emprendido una huelga sorpresa en plena feria de la capital de la Costa del Sol, en protesta por las prácticas de "instrusismo" que, según denunciaban, estaban protagonizando los conductores de VTC que estaban prestando servicios en la capital malagueña para la empresa de alquiler de coches con chófer Cabify. En esos momentos, por cierto, diversos conductores con licencia de VTC que operan en Madrid se habían desplazado a Málaga, para reforzar los servicios de Cabify con motivo de la feria malagueña.


Esta sonada huelga, no obstante, fue desconvocada después de aquella reunión del 15 de agosto, en la que entre otros aspectos, se habló de generar un banco de datos sobre las licencias de VTC para mejorar las tareas de inspección sobre las mismas, a través de una página web. En el marco de dicha reunión, el consejero de Fomento, Felipe López, recordaba que la Junta cuenta con competencias en materia de inspección, pero junto a la Policía Local de los municipios y la Guardia Civil de Trafico.


PRÓXIMA REUNIÓN


Respecto a la nueva reunión a celebrar el 15 de septiembre entre la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi y Felipe López, el presidente de la Unión Sevillana del Taxi espera que la Administración andaluza clarifique "qué está dispuesta a aceptar" del conjunto de peticiones procedentes del sector del taxi, señalando que la mayoría de las demandas aluden a un mejor "control" de las licencias y actividad de los VTC.


Por parte de la Unión Nacional de Autoturismos (Unauto), el presidente de la delegación de la organización en Andalucía, Pablo García, ha manifestado a Europa Press que los representantes de los conductores de VTC esperan una nueva reunión con el director general de Movilidad de la Junta de Andalucía, Rafael Chacón, o con el propio consejero de Fomento, recordando que corresponde precisamente a la Junta las competencias relativas a las licencias de VTC.


García ha expuesto que espera que el nuevo encuentro con los representantes de la Junta de Andalucía surja "antes del día 15", es decir antes de la fecha de la reunión entre el consejero de Fomento y los taxistas, avisando en paralelo de que aunque el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, se haya reunido con la directiva de Cabify, no ha sido así en el caso de Unauto, que representa directamente a los conductores de VTC. "Nunca se ha reunido con nosotros", ha dicho en alusión a Espadas. "Estamos en un momento de tensa calma", ha descrito, admitiendo eso sí que al menos, las amenazas o ataques de taxistas a VTC se habrían reducido, fruto de la instalación de cámaras de grabación en los vehículos y las diferentes actuaciones policiales contra estas prácticas.


EL CONFLICTO DEL TAXI


De un lado, el sector local del taxi acusa a los conductores de VTC de invadir su ámbito de actuación e incurrir en situaciones de "intrusismo", pues la regulación de los vehículos de transporte concertado, por ejemplo, prohíbe que estos conductores circulen a la búsqueda aleatoria de clientes o capten viajeros de manera espontánea. En paralelo, Unauto, que agrupa al sector de los VTC, viene denunciando la "insostenible situación de violencia" que sufren los conductores que ejercen esta actividad en Sevilla para empresas de alquiler de coches con chófer como Cabify, a manos de taxistas.


En este contexto, una investigación promovida por la Brigada de Información de la Policía Nacional por presuntas coacciones y amenazas a otros taxistas y a conductores de VTC, con relación a los trayectos al aeropuerto hispalense, suma hasta el momento 32 taxistas investigados, cinco de los cuales fueron incluso detenidos. Dentro de esta investigación, los agentes registraban recientemente la sede de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, una de las dos principales organizaciones gremiales del sector del taxi de Sevilla, con fuerte presencia en el aeropuerto. 


La sede de la asociación, en ese sentido, está enclavada en las instalaciones del aeropuerto, cuya parada de taxis está sujeta a una tarifa única. La situación, en cualquier caso, tocó techo la madrugada del martes de la última edición de la Feria de Abril. Aquella noche resultaron incendiados nueve turismos VTC desplazados de Madrid a Sevilla para reforzar los servicios de la empresa Cabify con motivo de la Feria, en un alojamiento rural de Castilblanco de los Arroyos donde descansaban sus conductores.