YIHAD SARASÚA, PRESIDENTE DE MEZQUITA ISHBILIA

"Hay que trabajar en la correcta imagen de los musulmanes para que no se nos implique, ni tampoco al Islam, en estos actos terroristas"

|


20170821 213523


Como representante de Mezquita Isbiliah, ¿qué reflexión hace tras los acontecimientos sucedidos en Barcelona?


La reflexión que hacemos es que debemos trabajar más en nuestra propia seguridad, nuestro funcionamiento interno como mezquita y, evidentemente, trabajar en la correcta imagen de los musulmanes para que no se nos implique, ni tampoco al Islam, en estos actos terroristas.


¿Cree que los atentados están planeados desde altas esferas, o solo fueron los actos de unos cuántos desalmados?


Evidentemente, a esa pregunta no puedo contestar porque no alcanzo a saber. Pero sí parece que responde a cuestiones internacionales, parece evidente que responde a un conflicto globalizador que nos asola y esta es la respuesta. 


Se habla de que ha sido obra de una célulua yihadista, ¿considera que los autores estaban capacitados para una acción de este tipo o han recibido alguna ayuda externa?


Estos chavales no están capacitados ni para encontrar trabajo, no tenían ninguna experiencia en la vida. El atentando ha sido inducido y promovido. Hay una mano inductora, en la persona del Imán de Ripoll, que es la que los mueve a realizar este tipo de actos. Por eso hay que estudiar qué lleva a estas personas a ser manipuladas de esta forma, a radicalarze.


Unos atentados que no han dejado en buen lugar a la comunidad musulmana... 


Evidente y lamentablemente es así. Vuelvo a repetir que algo ha fallado en nuestra propia organización y hay que corregirlo. Hay que depurar responsabilidades y ver dónde hemos fallado, que en este caso parece claro que ha sido en la falta de control de los miembros que forman parte de la Comunidad Islámica. 


Yihad 1

Distintas voces de la sociedad hablan de que los musulmanes no han condenado con la suficiente fuerza los atentados...



Eso no es cierto. En la propia Barcelona ha habido manifestaciones multidunarias por nuestra parte y en todo el Estado español. Esa condena está más que hecha y sobradamente demostrada. Es evidente, por otra parte, que hay gente a la que les gustaría vernos marchar con cadenas para autoflagelarnos. Podemos entener que ha habido fallos en nuestro control o en nuestra propia seguridad, pero lo que no se puede hacer es culpabilizar al Islam para crear un estado de alarma que ninguna persona con razonamiento lo puede mantener.


Se habla de que cada vez hay una mayor radicalización de los musulmanes en España y Europa...


No estoy de acuerdo con esa afirmación. Lo que veo es cada vez una mayor integración, es lo que constato. Otra cosa es que los medios de comunicación estén vendiendo eso, lo que es dar una falsa imagen de los musulmanes. Lo que dices es lo contrario a la imagen que nosotros tenemos.


A lo que me refiero, disculpe, es que estos atentados no eran normales hace unos años...


Estos atentados tratan de hacer daño con un mayor facilidad, es una estrategia militarista. La verdad que no puedo responder con seguridad, pero me da que va por ahí. Esa radicalización da respuesta a una situación de guerra entre grupos terroristas.


En este caso, algunos políticos hablan de que la solución sería el cierre de las fronteras...


El cierre de fronteras existe ya. Aquí en España tenemos el caso de los inmigrantes que quieren buscar trabajo y no los dejan entrar. Yo abogaría por una sociedad en la que no existieran fronteras. Para lo malo no hay problemas, como el narcotráfico o el movimiento de capitales hacia paraísos fiscales. En cualquier caso hay que buscar medidas de autoprotección, que no creo que sean ampliar el cierre de fronteras.


Lo que sí resulta curioso es el doble discurso entre las élites gobernantes al hablar de terrorismo islámico y, al mismo tiempo, mantienen relaciones con países que sí parece que financian ese tipo de acciones...


La hipocresía está al orden del día en este sentido. Terrorismo hay uno, no hay un terrorismo islámico o un terrorismo cristiano. No puede ver un terrorismo con apellidos, o es terrorismo o no lo es. En cuanto a la actitud de los políticos, es evidente que ellos sacan ventajas de cualquier situación. Es muy lamentable que, por un puñado de votos, provoquen situaciones de odio entre la propia ciudadanía que siempre ha vivido en armonía. Los pueblos saben organizarse y comprendarse, siendo la sociedad andaluza el mayor ejemplo de ello.


España se encuentra en estos momentos en el Nivel 4 de alerta terrorista. En Andalucía, ¿sería posible un hecho de estas características?


Andalucía es la puerta de Europa y lugar de tránsito de muchas personas. En este sentido, quiero alabar el trabajo de la Comunidad Islámica para evitar males mayores, lo que en sí es un éxito. ¿Qué va a pasar algo en el futuro? No lo sabemos, nadie puede preveerlo. Si estoy complemetamente seguro es que va a encontrar a la Comunidad Islámica trabajando en la seguridad para que estos hechos no sucedan.


Se da la circunstancia de que, la mayoría de estos terroristas, son musulmanes nacidos en Europa... 


Precisamente hay está la clave. A una persona que conoce el Islam se le dice que se ponga un cinturón-bomba y lo mínimo que hace es reírse de ti porque no asume esa idea. Sin embargo, un chico que nace en Europa, sin haber conocido los parámetros adecuados del Islam, cualquier persona le hable de esta ideología como la correcta del Islam y se lo cree. No hay una correcta educación islámica para estos jóvenes y cualquier adoctrinamiento radical les lleva a cometer estos detestables hechos. ¿Cuál es la solución? Evidentemente pasa por una correcta visión del Islam por los propios hijos de los musulmanes, en gran parte porque, posiblemente, sus padres no sean unos profesionales de la educación, porque, posiblemente, no seamos capaces de responder a toda esa comunidad que demanda información sobre el Islam. Por lo tanto, esta radicalización va hacia a los jóvenes porque aquellos que conocen nuestra religión no van a caer en esos discursos. Yo entiendo que mis vecinos, que me han visto crecer aquí y ahora me digan "vete a tu país" cuando saben que mi país es España, sean unos "ignorantes", con todos mis respetos, pero que un político no esté a la altura no se puede permitir.


Con lo sucedido en Barcelona, ¿está en duda la cohabitación entre el estilo de vida occidental y el musulmán?

Rezo


Ellos esa duda la han tenido siempre, porque cuando no hay un razonamiento lógico llega el odio y la violencia. Si tienes argumentos, aunque sea una doctrina que va contra la humanidad, en el peor de los casos, pues se exponen, se razonan y se discuten. Pero es que no existe nada de eso, solo se aprovechan los atentados para argumentar algo irracional, como es el odio hacia el Islam. Vivimos en una sociedad en la que nuestro patrón se llama Santiago Matamoros, dónde celebramos la fiesta de la Conquista, una España que nace de la expulsión de una religión. O superamos esa ideología de una España clasista y racial y vamos a seguir teniendo estos problemas. Aún así, todo esto tiene una solución: cerremos las fábricas que hacen armas. Quizás sea que eso no interesa.


¿Cuál es la diferencia entre un musulmán y un yihadista? 


Como la noche al día. La diferencia es que el musulmán se basa en el Corán y en las enseñanzas de Mahoma y un yihadista se basa en una ideología basada en el odio y el rencor sin ningún fundamento. Cualquiera puede buscar argumentos, incluso en la propia Biblia los hay. Está el caso de la Inquisición, dónde se condenaban a personas a la hoguera básandose en el texto sagrado de la religión católica, que se entiende como una fuente de amor y paz.


¿Siente un odio creciente hacia la Comunidad Islámica? En los últimos días han aparecido pintadas...


No, no para nada. Si hemos constatado aprovechamiento por sectores fascitas y neonazis de la situación. Hablamos de pintadas, de amenazas por internet, por teléfono y ese tipo de actos. Evidenteme, la tensión social es palpable y se vive, pero la madurez del pueblo andaluz está más que demostrada. Un ejemplo claro eres tú, que estás aquí haciendo esta entrevista porque vas buscando la verdad. La convivencia en el barrio es un poco tensa, pero siempre han existido esas pequeñas diferencias. Echamos de menos una mayor identificación y educación social así como un autoconocimiento mutuo. En esta ciudad hace falta una mayor institucionalización del Islam, como sí ocurre en otras ciudades de España.

Quizás tenga que ver con esta desconfianza, y esa labor la deberían de hacer los políticos, porque a lo mejor, la población me ve a mí pero no ve al alcalde visitando una Mezquita. Respecto a las pintadas, mientras sea algo que pueda quitar una buena brocha de cal, no hay ningún problema. Para construir la libertad de este país hemos sufrido mucho más que pintadas y hemos trabajado por la democracia sobreponiendonos a muchas cosas. En este proceso tenemos que asumir la normalización de la vida social. De este modo, algo que se quita no me supone ningún problema, la verdadera preocupación son los encontronazos entre personas, es mucho más lamentable y hace más daño que una pintada en la pared. Cuando la persona pierde el argumento para razonar contigo, recurre a la violencia.


¿Qué le diría a la población sevillana sobre el trabajo que realiza la Comunidad Islámica?


Partiendo de que nuestra identidad andaluza no se comprende sin el conocimiento de la realidad islámica, de nuestro pasado andalusí porque el pasado de los andaluces está escrito en árabe, sociedad a la que no podemos renegar pues nos ha formado culturalmente y somos sus herederos, entendemos que el trabajo de nuestra comunidad es el reconocimiento de nuestra propia identidad como ciudadano andaluz, nuestra labor social es impresionantes debido a nuestra carestía de recursos. Damos una asistencia religiosa, buscamos la normalización de la vida de los inmigrantes, y le hacemos ver que sus derechos están reconocidos. Trabajamos por ser una referencia para estos inmigrantes, en definitiva, Mezquita Ishbilia es un garante del ciudadano español para elegir su religión.


¿Y a los asesinos, a sus familias, a esos potenciales terroristas, qué les diría?


Que aprendan el Islam, que es el fundamento del amor de los seres humanos. Como dijo Ibn Arabi  "hoy mi corazón se ha vuelto caravana del amor e irá dónde me lleve". El amor es el motivo por el que Dios crea al universo y nos crea a nosotros y nada más lejos de la doctrina del Islam y del propio Corán que la falta de amor. Cuando hay una persona que odia, se aparta del Islam. La única cura para esta radicalización es el conocimiento y el acercamiento a nuestra verdadera religión y a las costumbres del profeta.


20170821 213225